viernes, 8 noviembre, 2019
Home - Nacionales De local, Macri prometió que habrá noviembre

De local, Macri prometió que habrá noviembre

0
14

Me quedaría toda la vida acá. El gato no se quiere ir de Córdoba hoy. El gato nunca se va a ir, mi corazón está con ustedes”, lanzó Mauricio Macri en el cierre de su discurso anoche en la zona de la ex plaza Vélez Sársfield, en el límite entre el Centro y Nueva Córdoba. Ese punto neurálgico de la capital provincial estaba desbordado de gente que devolvió con cánticos y aplausos las palabras del candidato a la reelección de Juntos por el Cambio.

 

Macri eligió Córdoba como escenario final de la marcha nacional del “Sí, se puede”, que había visitado este territorio dos veces antes: el tour Tránsito-Río Primero; y el de Río Cuarto-Villa Carlos Paz.

La gira nacional se originó luego de los resultados de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso) del 11 de agosto. Surgió como una apuesta para construir una épica para revertir ese resultado que dejó a Alberto Fernández (Frente de Todos) a las puertas de una victoria en primera vuelta.

El “esto se da vuelta” retumba desde entonces como un himno en cada una de las manifestaciones públicas que encabezó el Presidente. Y que tuvieron sus picos en Buenos Aires, el sábado, y anoche en la ciudad de Córdoba.

“Cerramos como quisimos”, señalaron, eufóricos, desde el comando de campaña provincial. Es que apostaban a una presencia masiva, y la hubo.

El escenario fue un tráiler de un camión que ocupó desde la Fuente del Perdón hasta el monumento a Agustín Tosco. Miles de personas colmaron las calzadas de las avenidas San Juan e Hipólito Yrigoyen, y se expandían hacia los espacios verdes que dan forma a una inmensa explanada circular.

Por Yrigoyen, la multitud llegaba hasta el Arzobispado, en la intersección con Trejo. Desde allí, perdía consistencia.

En la ex plaza Vélez Sársfield, se ocupaba el sector que daba al frente. Detrás del monumento ya había menos personas.

Hacia el norte, detrás del escenario, también había mucha gente. Por Vélez Sársfield hacia el norte, llegaba casi hasta 27 de Abril, aunque con menos densidad.

Según los organizadores, hubo 100 mil personas. Desde la Policía, se informó un cálculo de 50 mil personas. Este medio utilizó el sitio MapCheking.com y el relevamiento propio arrojó unas 70 mil personas.

Apoyo. Macri tuvo el cierre que imaginaba en Córdoba. (Javier Ferreyra)

Apoyo. Macri tuvo el cierre que imaginaba en Córdoba. (Javier Ferreyra)

“Nos vemos en noviembre”, lanzó Macri desde el escenario, en forma de promesa de que entrará al balotaje con Alberto Fernández.

El discurso de Macri reiteró los conceptos de la campaña post-Paso. Pidió no “tropezar con la misma piedra”, en referencia al kirchnerismo. “Les quiero pedir que no dejemos que las dificultades nos hagan dudar de las cosas que ya hemos logrado”, resaltó. Y destacó: “Es momento de ir para adelante y de no tropezar con la misma piedra”.

Macri reconoció el costo social de su plan de ajuste económico, pero volvió a afirmar que “ahora sí va a venir una etapa de crecimiento, de generación de empleo, de mejora de salario y de alivio para los argentinos”.

“Somos una enorme mayoría que durante muchos años estuvimos en silencio, hasta con miedo, mirando la política desde lejos, diciendo ‘no me voy a meter’, y eso fue un gran error. Dejamos un espacio vacío y lo ocuparon esos que quisieron ir por todo y que también intentaron ir por nuestra libertad, que es innegociable”, dijo en otro tramo del discurso.

Hubo tiempo para arengas, para el “Sí, se puede”, para el “lo damos vuelta”, para pedir que se encendieran los flashes de los celulares y hasta para cantarle el cumpleaños al candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto.

En un momento, la esposa de Macri, Juliana Awada, tomó el micrófono cuando el público coreó su nombre. Agradeció por el acompañamiento y destacó que estaban “unidos por los mismos valores”.

La mancha. La concentración fue imponente en el Centro. (Prensa JPEC)

La mancha. La concentración fue imponente en el Centro. (Prensa JPEC)

Los otros discursos

El quinto candidato a diputado nacional, Luis Juez, fue el encargado de abrir el acto alrededor de las 19.30. “Para que gane ‘el Gato’, hasta el perro tiene que votar”, afirmó el líder del Frente Cívico.

Luego hablaron Leonor Martínez Villada y Soher El Sukaria.

Ya con el acto en clima, tomó el micrófono Mario Negri. “Se puede dar vuelta, se puede dar vuelta”, dijo Negri, quien repitió que a la marcha la gente había llegado sin que nadie le pagara. También sostuvo que “ya había balotaje”.

Pichetto le siguió en el uso de la palabra. Fue el que más cuestionamientos dedicó al kirchnerismo durante su alocución.

“No queremos abandonar a Córdoba como hizo Cristina Kirchner”, manifestó, y dijo que su fuerza no vino a “apretar al gobernador, como Alberto Fernández”.

Presencias: Todos con Macri

Junto a Mauricio Macri, anoche estuvieron Miguel Ángel Pichetto y Juliana Awada. Además, pasaron por el palco los candidatos a diputados Mario Negri, Soher El Sukaria, Hugo Romero, Leonor Martínez Villada y Luis Juez. Además, estuvo el intendente Ramón Mestre; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; de Transporte, Guillermo Dietrich, y los gobernadores Morales (Jujuy) y Valdés (Corrientes).