Imputaron por lesiones al garrafero que se resistió al asalto

0
31

El abogado del trabajador, Diego Larrey, sostuvo que el arma no era suya, sino que se la “manoteó” a uno de los delincuentes.

El joven repartidor de garrafas que días atrás resistió con disparos de arma un violento asalto tipo “piraña” en barrio Cooperativa Güemes, de la ciudad de Córdoba, fue imputado como supuesto autor del delito de lesiones leves. Sucede que Matías hirió de un balazo en el pie a uno de los aparentes ladrones.

El muchacho, quien se encuentra en libertad, está con custodia policial por temor de que pueda recibir represalias.

Por el mismo episodio, cinco varones y dos mujeres fueron detenidos e imputados como presuntos coautores de robo agravado en poblado y en banda.

El repartidor de gas fue imputado en las últimas horas por el fiscal de Instrucción Pedro Caballero, quien indicó que la acusación es como sospechoso leve de lesiones leves, a tenor del artículo 306 in fine del Código Penal.

“Es para que pueda ejercer su derecho de defensa”, indicó el fiscal a la prensa.

La causa tiene dos partes: por un lado, el asalto en sí; por otro, el momento en que el joven tomó un arma e hirió a uno de los presuntos ladrones cuando este se encontraba arriba del camión.

Además de avanzar contra los autores del robo, el fiscal pretende determinar si el repartidor de gas actuó en legítima defensa o si bien se excedió.

Todo ocurrió el pasado miércoles 17, a las 13, cuando dos repartidores de gas llegaron a entregar una garrafa a un domicilio del barrio Cooperativa Güemes, a la altura de la avenida 11 de Septiembre, zona sur de la Capital.

En esas circunstancias ocurrió el ataque “piraña”: varios jóvenes se abalanzaron sobre los dos trabajadores con fines de robo. El dueño del camión alcanzó a sacar un arma y, tras hacer disparos al aire, hirió a uno de los sospechosos, tal como se ve en un video casero.

El abogado del trabajador, Diego Larrey, sostuvo que el arma no era suya, sino que se la “manoteó” a uno de los delincuentes.

“Mi cliente se defendió y se la sacó de las manos”, sostuvo el letrado, quien hizo comparecer al muchacho en Tribunales II a las pocas horas del hecho. Incluso, le pidió custodia en su casa.

Fuente La Voz