590 mil toneladas de soja tributaría el campo

0
236

Un cálculo de la UCR cifra en esa cantidad la oleaginosa que será necesaria en caso de que la Provincia aumente el impuesto 38%.

Soja-final

Por Redacción LAVOZ

Este viernes vence el plazo que tiene el Gobierno para presentar el proyecto de Presupuesto en la Legislatura provincial. Y con ello, comenzará a develarse de cuánto serán las cargas tributarias que los cordobeses deberán afrontar en 2015, entre ellas la del sector rural.

En ese marco, una estimación realizada por el legislador Rodrigo de Loredo, integrante de la bancada radical en la Unicameral, cifró en 590 mil las toneladas de soja que serán necesarias para cubrir los requerimientos fiscales de la Provincia en caso de que el aumento del Impuesto Inmobiliario Rural y las tasas rurales cierren en torno al 38 por ciento.

El estudio, que abarca la presión fiscal de los últimos 17 años, toma como referencia el precio de la tonelada de la oleaginosa en 270 dólares para el año próximo.

Medido en toneladas y proyectando la caída del precio internacional de lacommoditie , el incremento, de concretarse con la hipótesis de un alza de 38 por ciento del tributo, representará un 54 por ciento más respecto del año en curso.

El parlamentario, que adelantó que rechazará “cualquier aumento impositivo que afecte al sector rural”, también planteó un escenario –poco probable– en el que la recaudación de dichos impuestos se mantenga si variación, es decir que el aumento no se produzca. “Dada la baja de precios esperada en la tonelada de soja, el sector deberá destinar 427 mil toneladas para hacer frente al pago de impuestos, esto es un 12 por ciento más que lo que destinará este año”, calculó.

La semana pasada, la Provincia le adelantó a los ruralistas que plasmará una actualización del Inmobiliario en línea con los índices inflacionarios (entre el 35 y el 40 por ciento), lo que motivó el rechazo de los productores.

Cabe recordar que el alza de ese tributo en 2013 fue de un 28 por ciento en promedio frente al año anterior.

Al trazar la evolución histórica de los valores de la soja, De Loredo advierte que las expectativas “no son buenas para el año próximo”. “La situación del sector agrícola cordobés se agravaría con un aumento de los tributos”, alertó.

En esa línea, destacó la “marcada baja” en el precio internacional de la oleaginosa, “contabilizando un valor de 380 dólares por tonelada en estos últimos meses del año, luego de valores récords de hasta 561 dólares observados en 2012”.

Hay coincidencia entre analistas del sector quienes prevén una importante cosecha a nivel mundial para el año próximo, lo que ya se ve reflejado en bajos precios para los contratos a futuro. En ese contexto la tonelada de soja se comercializa a 270 dólares, un valor 29 por ciento por debajo respecto de los valores al cierre de este año.

Lo que se lleva la Nación

En la última campaña agrícola, en la provincia se recolectaron 14,6 millones de toneladas de soja, la mayor de la historia.

Si se tiene en cuenta que el precio FOB promedio entre los meses de abril y junio (época de cosecha) fue de 523 dólares, el valor bruto de la producción fue de 7.600 millones de dólares.

De ese total, la Nación se lleva alrededor de 2.600 millones de dólares en concepto de retenciones a las exportaciones, el equivalente al 35 por ciento del valor de la producción.

DOCUMENTOS PARA DESCARGAR