A pedido de De la Sota, la Nación envió mil gendarmes a Córdoba

0
149

Es por la nueva protesta de mujeres de policías. Lo anunciaron Capitanich y Saieg.

gendarmeria-20

Por Redacción La Voz y Agencia Dy

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, anunció el envío de 1000 gendarmes a Córdoba, a pedido del gobernador José Manuel de la Sota. El ministro de Seguridad de Córdoba, Walter Saieg, también confirmó el envío de gendarmes, sólo para tareas “preventivas”.

“No vamos a permitir que se produzca ningún hecho de alteración de paz social como ocurrió en diciembre. Un grupo minúsculo hoy estaban incentivando este tipo de cosas”, sostuvo.

Saieg también habló “grupo minúsculo” al igual que el jefe de Policía, Julio César Suárez.

En tanto, una de las mujeres de policías fue detenida hoy por “entorpecimiento”, mientras protestaba frente a la Jefatura.

Envío hacia Córdoba

“Anoche mismo el gobernador solicitó Gendarmería para resguardar la paz social. El gobernador está al frente del tema y vamos a garantizar con ellos que Córdoba siga estando en tranquilidad”, señaló. Confirmó que De la Sota se contactó anoche con Capitanich para pedir el envío de los gendarmes.

Luego el propio Saieg llamó a autoridades nacionales para ultimar detalles sobre la llegada de las tropas de Gendarmería.

“Nosotros vamos a garantizar la paz social con los gendarmes que haga falta, el tiempo que haga falta, y no vamos a permitir que se altere ningún tipo orden”, añadió, en diálogo con La Voz.

Negociar, sin presiones

“Ya hay algunos gendarmes en Córdoba y otros siguen marchando. Nosotros no vamos a negociar bajo presión como lo están haciendo. Yo soy un gran dialoguista, pero bajo presiones no negociamos más nada”, recalcó.

Qué dijo el jefe de Gabinete

Capitanich dijo que “el apoyo de las fuerzas federales es absolutamente contundente para evitar cualquier tipo de acción que implique medidas de carácter extorsivos”.

“Por instrucción de la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, ha establecido los mecanismos necesarios para el envío de mil agentes de las fuerzas federales en materia de seguridad preventiva frente a eventuales acciones de la policía de la provincia de Córdoba”, precisó el ministro coordinador.

Capitanich, quien recordó que la seguridad interna depende de las provincias, dejó en claro que la medida fue dispuesta a partir de “un requerimiento formal” del gobernador cordobés, José Manuel De la Sota.

En este sentido, el funcionario resaltó que “no se puede actuar bajo extorsión” y remarcó que “es absolutamente imprescindible hacer valer la autoridad legítimamente constituida en democracia y el orden institucional”.

“Lo que tiene que quedar claro y en evidencia es que nadie que porte armas en resguardo de la seguridad ciudadana no puede extorsionar a los gobiernos portando armas”, enfatizó.

Además, Capitanich reclamó que “es absolutamente indispensable observar el rol insustituible de fiscales y jueces, quienes deben actuar con absoluta fidelidad al deber de identificar a quienes son responsables de este tipo de hechos y acciones vandálicas”.

Qué dijo el secretario de Seguridad

 

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, advirtió hoy que el Gobierno “no va a permitir la extorsión por parte de algunos sectores de la policía” de Córdoba, al tiempo que reclamó a la Justicia que acelere los tiempos de las causas por rebelión policial y “actúe con la rigurosidad del caso”.

Berni confirmó que ya fueron enviados a Córdoba “más de mil efectivos de las tres fuerzas de seguridad dependientes del ministerio: la Gendarmería, la Policía Federal y la Policía de Seguridad Aeroportuaria” como medida preventiva luego de que cuatro efectivos de la Policía provincial fueran sancionados porque presuntamente promovían un nuevo autoacuartelamiento.

“Estamos próximos a enviar el plan de ejecución de acuerdo a las directivas que estamos coordinando con el gobierno de Córdoba”, precisó el funcionario nacional en declaraciones a radio 10.