Adolescentes presos no podrán ir a la cárcel al cumplir los 18 años

0
384

adolescentes_2Una jueza ordenó que sigan bajo la órbita de la Senaf, en institutos socioeducativos, pero separados de los menores. No es el primer fallo que refleja la discusión entre la Provincia y la Justicia.

 

Un nuevo fallo dispuso que jóvenes en conflicto con la ley penal que cumplan 18 años deben seguir alojados en establecimientos de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) y no ser trasladados a cárceles, aunque deben estar separados de chicos de menor edad.

Lo dispuso la jueza en lo penal juvenil de 6° Nominación Liliana Merlo, para tres casos puntuales, pero la medida se aplicará para los futuros casos que queden bajo su órbita.

En realidad, se trata de otro fallo que interviene en la discusión entre la Provincia y la Justicia sobre el destino de los jóvenes que entran en el régimen penal juvenil y que una vez que cumplen 18 años no se sabe qué hacer con ellos: el Defensor de los Derechos Niños, Niñas y Adolescentes reclama que los liberen o los trasladen a cárceles. Los jueces se oponen.

Miguel Rittatore, defensor adjunto y actualmente a cargo de la Defensoría del Niño, dijo a La Voz del Interior que “nunca se pidió el envío a Bouwer” de los chicos que cumplían 18 años, sólo que sean asistidos en establecimientos “adecuados”.

Por su parte, los jueces reclaman a la Senaf que reglamente cómo será la actividad socioeducativa de estos adolescentes que alcanzan la mayoría de edad en el régimen penal juvenil. El conflicto es una derivación de la ley que bajó de 21 a 18 años el límite para considerarlos mayores de edad. Al menos desde el año pasado, según indicaron desde la Senaf a este diario, los chicos que superan los 18 años son separados de los menores, luego de que se hicieron modificaciones en la infraestructura en los cuatro institutos socioeducativos.

Desde la Provincia, dejaron trascender que “el gris está en aquellos chicos que cometen delitos antes de los 18 y pasan los 18 sin fallo”.

Por otro lado, también se supo que se estaría negociando que la Justicia resuelva más rápido, y que los mayores de 18 años estén lo menos posible en el Complejo, siempre separados del resto.

Sobre este tema, ya hubo algunas reuniones entre funcionarios provinciales y jueces.

El nuevo fallo. La jueza Merlo hizo lugar parcialmente a la acción colectiva promovida en todos los juzgados del mismo fuero de la provincia por el exdefensor de Niños, Niñas y Adolescente de Córdoba, Héctor David.

La jueza ordenó a la Senaf “hacer cesar de inmediato toda convivencia entre menores y mayores de edad en los establecimientos de su dependencia”.

La resolución. David había solicitado que los chicos que cumplieran 18 años fueran trasladados automáticamente a establecimientos de adultos.

En su resolución, la jueza sostiene que “no corresponde que los jóvenes que han alcanzado los 18 años sean, sin más, trasladados a un régimen de adultos”, y que es necesario que se les apliquen “las medidas alternativas que prescribe la legislación sobre menores”.

Sin embargo, Merlo admitió el pedido de David para hacer cesar la convivencia entre menores de 18 años y mayores de hasta 21 años en establecimientos de la Senaf. “Pero de ninguna manera puede aceptarse que esto se haga mediante un simple traslado a un centro para mayores en detrimento del interés que cabe reconocer a quienes se hace pasibles del régimen penal aplicable a los menores de edad”, sostuvo.

“Un simple cambio cronológico –el paso a los 18 años– no puede bastar para que se los derive, sin más, a un establecimiento común, de adultos”, argumentó.

La disposición de la jueza alcanza a los tres casos que están dentro de su juzgado y los que vayan a surgir en el futuro bajo su órbita.

Reglamentación. La magistrada exhortó a la Senaf a que “en un plazo no mayor a seis meses” dicte “la correspondiente reglamentación” con el fin de ajustar el funcionamiento de los establecimientos a “estándares internacionales”. Otros jueces ya fallaron en ese sentido.

Pelea con la provincia

Los jueces reclaman a la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia que reglamente cómo será la actividad socioeducativa de estos adolescentes que alcanzan la mayoría de edad dentro del régimen penal juvenil.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior