Argentina pedirá una revisión del fallo de la Cámara que favoreció a los holdouts

0
135

Los representantes del país elevarían la solicitud hoy en Nueva York, pese a que los especialistas advierten que el país tiene pocas chances de alcanzar el éxito en el litigio. El objetivo es ganar tiempo. Obama se resiste a tratar el tema con Cristina Kirchner en la cumbre del G20, que se desarrolla en Rusia

 

0010069036

La Cámara de Apelaciones de los Estados Unidos confirmó hace dos semanas la sentencia del juez de primera instancia, Thomas Griesa, que estableció que el país debía pagarles a los holdouts la deuda total, que asciende a unos 1330 millones de dólares.

No obstante, suspendió la ejecución del fallo a la espera de que la Corte Suprema norteamericana defina si acepta o no tratar el caso argentino. En este marco, en el Ministerio de Economía tienen previsto aprovechar cada una de las instancias procesales que contempla la justicia de los Estados Unidos.

En esa línea, fuentes oficiales consultadas por el diario La Nación confiaron que hoy los abogados de la Argentina presentarían ante la Cámara de Apelaciones la solicitud de revisión del fallo que favoreció al fondo NML, denominado por el Gobierno nacional como “fondo buitre”.

Los abogados de la Argentina también podrán presentarse a la Cámara de Apelaciones para que revise el fallo “en banc”, esto es, después de que todos los miembros que componen el tribunal de segunda instancia den su opinión sobre el caso, añadió el matutino.

Los pasos a seguir

Si la Cámara de Apelaciones niega la revisión “en banc”, la Argentina tendrá 90 días para apelar ante la Corte Suprema norteamericana. Se estima que podría hacerlo entre diciembre y principios del año próximo.

En tanto, quienes apoyen a la Argentina tendrán 30 días para presentar sus escritos a favor, mientras que quienes se opongan también cuentan con el mismo plazo.

“Es posible que el Gobierno tenga plazo incluso hasta 2015”, sostuvo al matutino Anna Gelpern, profesora de la American University Washington College of Law, que viene siguiendo de cerca el caso argentino. Y abundó en su explicación: “Porque la Corte Suprema no decide en el mismo instante de la apelación, sino que hay más partes involucradas. Todo el proceso puede llevar tiempo”.