Axel Kicillof le volvió a dar la razón a las consultoras privadas con el PBI como hizo con la inflación

0
141

La primera gran sorpresa que dejó la presentación de ayer del ministro de Economía y de los directores del Indec, Ana María Edwin y Norberto Itzcovich, es que el crecimiento del PBI del 2013 del 3% es prácticamente igual al denominado  Índice Congreso que arrojó 2,9%, según anunciaron el lunes diputados de la oposición

0010200396

Por: Carlos Arbía Desde el Ministerio de Economía

Luego de normalizar los datos de inflación con el nuevo IPC Nu que se acercó a la medición de las consultoras privadas, con este nuevo número de 3% de aumento del PBI Kicillof le volvió a dar crédito a las consultoras privadas.

Detrás de este «sinceramiento» está que Economía está decidida a tratar de reducir las pérdida de reservas internacionales del BCRA, ayer cayeron otros 75 millones de dólares, a 27.057 millones de dólares, una cifra cercana a las reservas que había en agosto del 2006.

Lo llamativo de la presentación que se realizó en el microcine del Ministerio de Economía fue que Norberto Iztcovich embistió contra la oposición y contra las consultoras privadas al manifestar que «es una burda mentira que el cálculo de crecimiento del PBI que hace el Indec es más alto que el de las consultoras privadas porque subestima la suba de la tasa de inflación y eso es desconocimiento o ignorancia de la oposición».

Itzcovich embistió contra las consultoras, pese a que obtuvieron un número similar

Pero más allá de todas las explicaciones y para ahorrarse un puñado de dólares el Gobierno reconoció ayer que el dato de crecimiento de las consultoras económicas del 2,9 % para el 2013 coincide por primera vez con las cifras que dio a conocer el Indec y quedó por debajo del umbral disparador del pago del cupón PBI de 3,22 por ciento.

Cuestión de caja

Al parecer se trata de un sinceramiento forzado en la necesidad de no dilapidar injustificadamente entre 2.500 a 3.500 millones de dólares de reservas del BCRA que se debían pagar el proximo 15 de diciembre si la economía crecía más de 3,22% el año previo.

La modificación de la tasa de aumento del PBI del 4,9 % que se informó el 21 de febrero último a través del EMAE, a 3% anunciado ayer, a partir del cambio metodológico con otros precios, muestra que el Gobierno está camuflando detrás de un sinceramiento en las variables de crecimiento económico el peligro que implicaba pagar miles de millones de dólares por un crecimiento irreal.
«Un crecimiento de 3% para el año pasado es un muy buen crecimiento para la economía argentina en el marco internacional que fue complejo», dijo el ministro Kicillof.

Con la publicación de la nueva medición del PBI se  inicia la serie de información referida a las Cuentas Nacionales con base en 2004, en reemplazo de la serie que se seguía a precios de 1993, que se discontinua dijo Kicillof. «Este cambio es significativo por cuanto es otro esquema de ponderaciones el que surge del desarrollo de una nueva base de estimación y no menor el cambio, porque lo que cambió en estos diez años es la estructura productiva nacional», cerró el ministro que no hizo mención al no pago del Cupón PBI en este año.

Pese a que Itzcovich había anticipado el martes pasado que «no se revería hacia atrás ninguna cifra de crecimiento económico«, primó la cordura. El ministro Axel Kicillof informó que serán revisados todos los datos de crecimiento desde 2005 en adelante hasta el 2013 inclusive de la vieja serie a precios de 1993, que se discontinuará, y será reemplazada por la nueva serie a valores de 2004.

El Director Técnico del Indec tuvo que poner la cara, para informar que «como producto de un gran trabajo de los técnicos del Indec se modifican hacia atrás todos los números de crecimiento del PBI de la vieja serie», desde 2005 al 2013.

El Gobierno estuvo especulando con confundir al mercado financiero

Esta seria contradicción de Itzcovich da a entender que el Gobierno estuvo especulando hasta
último momento con el dato para confundir al mercado financiero con respecto al pago de entre 2.500 a 3.500 millones de dólares por el Cupón PBI.

Comparaciones sólo con los peores

Otra de las grandes sorpresas de la presentación de ayer fue que el ministro de Economía Axel Kicillof explicó que pese a que la economía sólo creció 3% en el 2013 fue una de las que más creció en el mundo, superando a Alemania que se expandió 0,5%, Francia 0,2%, Canadá 1,6%, EEUU 1,6 %, España 1,3% y Brasil2,5%. Se olvidó de nombrar a China que creció 7,5% y a Perú que fue el que más avanzó en América Latina con 6 por ciento.

El gran interrogante ahora estará centrado en saber cuánto creció la economía desde el 2005 a la fecha, ya que según explicaron las autoridades económicas esos datos serán revisados.

Dudas sobre si se pagó en exceso o en defecto los cupones del PBI desde 2005

No se debe olvidar en ese sentido el dato de crecimiento del 0,9% del PBI en el 2009, mientras que las consultoras privadas reflejaban una caída que entre 3,5% a 4,5%, producto de la crisis financiera
internacional y los efectos del intento del Gobierno de imponer las retenciones móviles a través de la malograda Resolución 125.

Esos valores se conocerán recién en 15 días de acuerdo a lo que manifestaron las autoridades del Indec.

También habrá que ver con las nuevas cifras correspondientes al período 2005 al 2012 si los pagos de los cupones PBI estuvieron bien realizados, es decir por arriba o por debajo de lo que hubiese correspondido, generando créditos o débitos a cuenta de futuros pagos a los bonistas que canjearon sus títulos en los Canjes I y II.