Belgrano-Quilmes: como para pedirle perdón al fútbol

0
197
“El Chino” fue uno de los pocos que intentó generar juego en un Pirata que abusó del pelotazo.
“El Chino” fue uno de los pocos que intentó generar juego en un Pirata que abusó del pelotazo.
“El Chino” fue uno de los pocos que intentó generar juego en un Pirata que abusó del pelotazo.

Feísimo. La “B” y Quilmes armaron un partido horrible, donde la pelota se la pasó saltando.

 

Belgrano y Quilmes armaron en la tarde de ayer un partido feo y mal jugado que terminó con el reparto de puntos por el 1 a 1 final.

Ambos equipos carecieron de capacidad para doblegar a su adversario y para crear chances claras de gol. Tanto fue así que en el primer parcial se equivocaron parejo y el reloj se devoró los 45 minutos y no hubo ni un disparo sobre los arcos.

En la “B” solamente juegan a “algo” cuando la pelota pasa por Zelarayán, porque después es un concierto de imprecisiones que resultan alarmantes y hasta preocupantes de cara al futuro.

Estadísticas y posiciones. 

El último del torneo llegó a Córdoba para no perder y el local, un par de puntos separado del fondo de la tabla, intentó sin demasiadas ideas quebrar esa resistencia. Entonces, ambos armaron un partido que aburrió a todos y que se desdibujó en la increíble falta de capacidad para “embocar” un compañero cuando se trató de dar un pase.

“El Chino”, en la más absoluta de las soledades, fue el que siempre intentó, pero obviamente no pudo. Mientras que Quilmes la tiró para arriba esperando que Klusener o Fernández acertaran un pleno en la lucha mano a mano con la defensa, algo que nunca ocurrió.

El primer tiempo se fue, para suerte de los espectadores que no pudieron digerir lo pésimo del espectáculo, dejándole paso a un segundo parcial que arrancó distinto y terminó parecido.

Al minuto, Zelarayán, Velázquez y Furch armaron un par de toques para que el Celeste se pusiera 1 a 0. Pero el nivel del juego no mejoró en demasía, los laterales del local fallaron seguidito, los volantes no daban dos pases consecutivos y de a poco se replegó, esperando que su rival no lo lastimara.

Quilmes se encontró en desventaja, con el balón y el campo para progresar. Tiró un par de centros y en uno de ellos, a las 18, Martínez ingresó por el centro y con el pie estableció el empate.

En el resultado del juego estaba igualado y para los del “Ruso” era comenzar de nuevo. Pero las variantes no le aportaron mucho y aunque el Cervecero le dio espacios y el balón, se equivocó en la corta y no pudo torcer la historia.

El espectáculo era lamentable, porque el pelotazo se presentó como recurso permanente de un lado y del otro. Jugarla con criterio no era una alternativa de uso y el terreno no ayudó a que eso sucediera.

Aveldaño no pudo meter un centro cuando quedó en soledad ante el arquero y Quilmes se las ingenió para que la pelota flotara por sobre el medio sin que nadie la jugara.

El Pirata se equivocó en el traslado que siempre terminó en los pies de los laterales. Saravia se quedó siempre en la resolución de la jugada y Álvarez hizo lo suyo. Entonceslo único que pudo salvar al de Alberdi era que “el Chino” se encendiera, pero no, eso tampoco alcanzó y el empate no se alteró.

Definitivamente fue un cruce de dos equipos que no están pasando por un buen momento y armaron un partido de esos que se olvidan por lo feo. La “B” necesita mejorar si quiere crecer un poco en la tabla. Está en la “transición” de lo que fue y de lo que viene, pero por ahora es dolorosa en su nivel de juego.

 

Uno por uno:

Olave 5. Tapó una muy complicada abajo en el segundo. Se quedó un poco en el gol de Quilmes, pecó por confiar en sus compañeros.
Turus (-). Jugó poco y se lesionó.
Lema 5. Alternó buenas y malas. No se lo está viendo muy seguro con la pelota.
Aveldaño 5. Bien por arriba, flojo con el balón en el piso. Junto a su compañero de zaga abusan del pelotazo.
Álvarez 4. Flojo en la marca y con poco aporte ofensivo.
Zelarayán 7. El mejor de todos. La pidió siempre, trato de jugar y se “cargó” el equipo al hombro, pero en soledad no puede.
Farré 4. No está en un buen momento, se lo notó impreciso y falló muchas veces en los cierres.
González 6. Jugó un buen partido en el corte y la recuperación. Un peldaño por detrás del “Chino”, pero de lo mejorcito en el local.
Velázquez 4. Tuvo un primer tiempo flojo, dio el pase del gol y nada más. Se muestra desenchufado e irresoluto en ataque.
Pereyra 4. Fastidiado porque no le llega una “redonda” se peleó con todos. No tuvo una buena tarde. No le es sencillo jugar siempre a contramano de la defensa porque sus compañeros se la revolean.
Furch 5. Consiguió el gol y “luchó” toda la tarde.
Saravia 4. Mal en la marca y flojo en la resoluciones en ataque.
Bengtson. Entró para pelear arriba y fue lo que hizo. Al igual que a los otros puntas, nunca el balón le llega con claridad.
Rigoni. Entró por la izquierda y metió un par de centros. Le dio dinamismo al sector.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior