Belgrano-Vélez: fiesta histórica en Alberdi

0
110

Alegría celeste. La “B” venció al “Fortín” en su debut en la Copa Sudamericana, y sus hinchas lo celebraron a lo grande. Fue el inicio soñado para el Pirata.

pocampo's picture

Por Pablo Ocampo

belgrano_98

Si la gente de Belgrano esperó durante tanto tiempo un debut internacional, la victoria sobre Vélez Sársfield por 1-0 en el arranque de su participación en la Copa Total Sudamericana fue el ideal para festejar. Porque desde muy temprano el pueblo celeste entendió que el hecho histórico que se produjo en Alberdi se merecía lo que finalmente tuvo: 20 mil almas festejando un justo triunfo sobre el equipo de Ricardo Gareca.

Más allá del desarrollo mismo del partido, al que le faltó seguramente un gol más para el Pirata, el haber sostenido el “0” en su arco, es para el equipo cordobés un plus más en el triunfo final, por la forma de definición.

Si su gente enloqueció y festejó a rabiar en las tribunas, si la alegría en Córdoba tiene color celeste y si otra vez esta provincia tiene un nombre internacional en el fútbol, es porque la “B” lo hizo de nuevo. Así como en 2011, cuando mandó a River al descenso, anoche, más allá de cómo termine esta serie, volvió a colocar el nombre de la Docta en los primeros planos nacionales.

Seguramente la noche habrá sido corta para poder albergar la alegría de los hinchas de Belgrano, porque son ellos los dueños de este instante en la historia del centenario club.

 

 

Más allá del triunfo, el equipo de Ricardo Zielinski dio otra muestra de carácter apuntalado en su juego, el que habitualmente es efectivo y el que anoche le dibujó una sonrisa a la luna de Alberdi.

A la llave le quedan 90 minutos por jugarse. Y no será sencillo que el Pirata logre sellar su pase a la próxima instancia en el torneo continental, pero lo cierto es que ahora es Vélez el que tiene la obligación de ganar si quiere seguir en carrera. Y es Belgrano el que logró inclinar la balanza a su favor.

La fiesta de Alberdi, que se regó de cantos, papeles, banderas y todo aquello que hiciera notar a quien quisiera que el pueblo “celeste” estaba de “caravana por la Sudamericana”, tuvo el correlato en el triunfo final.

Esta primera victoria en el arranque de la temporada ratifica que las armas que usa Zielinski no están obsoletas ni desgastadas. Así, al menos, lo comprobó Vélez, que se pasó todo el partido intentando descifrar el cerrojo local que lo neutralizó, lo aturdió y lo derrotó.

A su juego

El equipo del “Ruso” se paró en cancha para hacer lo que mejor sabe: presionar en el medio, incomodar la salida del rival e intentar llegar con pelotazos rápido hacia sus puntas.

Cuando, a los 15, una jugada que inició y terminó Velázquez –tras un centro de Pereyra– derivó en el gol en contra de Sabia, el equipo cordobés se acomodó definitivamente en el terreno. Y mientras su pueblo festejó en las tribunas, en las calles y en cualquier rincón del país o del mundo donde hubiera un hincha de Belgrano, en la cancha, sus jugadores hicieron su juego y sólo les faltó puntería en un par de ocasiones para poder ampliar el resultado a su favor.

La segunda parte de esta llave, que se jugará en Liniers el jueves 29, le da la chance a Belgrano de arrancar acomodado en el resultado, a su manera de encarar los partidos de visitante.

El triunfo en el hecho histórico de su presentación internacional sirvió para calmar, al menos por un rato, la ansiedad y la tensión con la que los celestes vivieron el encuentro de anoche. La alegría tiene un color en Córdoba y, por estas horas, es el del Pirata.