Belgrano y otra prueba de carácter: reaccionó y alcanzó un empate ante Gimnasia

0
183

Historia repetida. Por cuarta vez consecutiva, el Pirata arrancó perdiendo, pero se terminó llevando algo. Fue 2-2 en La Plata.

nota-belgrano_0

Por Daniel Guiñazú // Especial desde La Plata

Otra vez, el carácter salvó a Belgrano. Como si no pudiera evitarlo, por cuarto partido consecutivo, en La Plata y ante Gimnasia,arrancó perdiendo. Y, esta vez, mucho más temprano que nunca: a los 36 segundos de juego, nada más, Lucas Licht mandó un centro desde la izquierda y el colombiano Erik Correa, de cabeza, derrotó la resistencia de un Olave estático (después, el arquero terminaría siendo la figura excluyente del partido).

Encima, las cosas siguieron mal para el Pirata. Tanto que pareció un buen negocio el haberse ido perdedor a los vestuarios por 2-1, al término del primer tiempo. Por cómo se dio el partido, por todo lo que jugó Gimnasia y por todo lo que no jugó Belgrano, el resultado no era mal negocio. Pero, tal como sucediera ante Lanús, Boca Juniors y Newell’s, enel segundo tiempo Belgrano fue otro. Otra fue la actitud, otro fue el empuje y otro fue el fútbol. Y, con toda esa mezcla, más el cansancio que prematuramente se apoderó del Lobo tras el desgaste inicial, alcanzó un empate 2-2 que, por cómo se dieron las cosas, a nadie debió dejar disconforme.

Seguramente, el entrenador Ricardo Zielinski tendrá que encontrar la manera de que su equipo no siga dando tantas ventajas en los primeros tiempos. Frente a Boca, Newell’s y Gimnasia, su equipo fue claramente menos que sus rivales en los primeros 45 minutos. Y, aunque la fibra y la capacidad de reacción cambiaron el panorama, no siempre ha de ser así.

Otro dato positivo es que, al cabo de cuatro fechas, Belgrano y Tigre son los únicos invictos de este campeonato, raro por donde se lo mire. La serie de partidos sin derrotas para el Pirata viene de arrastre: ya suman siete los partidos oficiales en los que la “B” se va de la cancha sin perder. Aunque últimamente sufre demasiado, el equipo demuestra que está muy vivo y que el objetivo de mínima trazado (volver a clasificar a la Copa Sudamericana, a la que, por ahora, se está clasificando) es perfectamente posible.

Goles salvadores. Claro que, para llegar a fines de mayo con la satisfacción del deber cumplido, los delanteros celestes tendrán que mejorar la puntería. En lo que va del campeonato, sólo marcó “el Picante” Pereyra ante Boca. Luciano Lollo, con tres goles (dos de penal), Emiliano Rigoni y Jorge Velázquez completan la cuenta, a los que hay que sumar dos goles en contra: el de Paolo Goltz de Lanús y el de Gabriel Heinze de Newell’s.

No está nada mal la suma goleadora celeste en el global: lleva 36 en 23 partidos y sólo lo supera Lanús, con 38, en lo que va de la temporada. Por eso, no es difícil suponer que, si los delanteros vuelven a acertar al arco, tal vez no sea necesario seguir recurriendo a ese carácter que viene salvando a Belgrano, el menos en lo que va de este imprevisible Torneo Final de Primera División.

Seguí este enlace para ver las estadísticas del torneo.