Boleto: con polémica y protestas, la UCR aprobó la suba a $ 5,30

0
167

La oposición presentará un amparo para suspender el aumento. Los reclamos terminaron con trece detenidos y ocho policías heridos.

protesta1_2

Por Marcela Pistarini

Los manifestaciones de usuarios y entidades políticas, y la jugada de la oposición de no dar cuórum para sesionar, no lograron torcer la suba a 5,30 pesos de la tarifa del transporte urbano de pasajeros en la ciudad de Córdoba, impulsada por el intendente Ramón Mestre.

Apelando a una interpretación del artículo 2 del reglamento interno del Concejo Deliberante, el radicalismo logró sortear la ausencia del concejal Guillermo Farías (de viaje en el exterior) y reunió los 16 votos necesarios para aprobar la suba del boleto. El lugar del concejal que responde a Miguel Nicolás fue ocupado por Francisco 
Guzmán, en su calidad de concejal suplente.

Con los ediles de la oposición ausentes, en sólo siete minutos el proyecto del Ejecutivo fue aprobado por mayoría, sin que se diera el debate que exigía una ordenanza que impactará directamente en los bolsillos de los cordobeses.

Mientras se aprobaba la suba, fuera del recinto los concejales de la oposición brindaban una conferencia de prensa, en la que adelantaban la decisión de presentar en conjunto un amparo judicial para invalidar la sesión realizada ayer y, por ende, todo lo resuelto en la misma. De prosperar la iniciativa, podría demorarse la entrada en vigencia de la nueva tarifa, que, en principio, comenzaría a regir a partir del 10 de febrero, aunque esto dependerá de cuándo sea promulgada por el intendente.

Los representantes de la justicialista Unión por Córdoba, la riutorista Fuerza de la Gente, el juecista Frente Cívico y Peronismo que Viene (el sector de Llaryora) también le solicitarían a Mestre que vete la ordenanza y el proyecto vuelva a comisión, aunque difícilmente el radicalismo dé marcha atrás con la suba, que ayer a la tarde fue defendida por el titular del bloque, Javier Bee Sellares.

El aumento aprobado ayer en soledad por la UCR implica un incremento del 29 por ciento respecto del último ajuste aplicado un año atrás, que llevó el boleto a 4,10 pesos. En dos años de gestión radical, el transporte urbano de pasajeros subió tres veces, promediando un incremento de 112 por ciento (desde 2,50 a 5,30 pesos), porcentaje muy superior a la inflación de ese periodo. Sin embargo, para los radicales, el ajuste tarifario durante la gestión es de 67 por ciento, ya que sostienen que la primera suba fue heredada por no haber sido aplicada por la gestión de Daniel Giacomino.

El cuadro tarifario contempla 10,63 pesos para los diferenciales, 6,15 para la anular y nocturna (1 a 5 de la madrugada), 4,25 para la barrial y 2,60 para la social.

De no mediar ningún imprevisto, recién en julio los usuarios estarían en condiciones de analizar las mejoras del sistema a partir de la implementación del nuevo esquema de transporte público de pasajeros, que sería formalmente presentado el 1° de marzo.

La drástica reducción de la cantidad de pasajeros en los últimos años es otra variable a considerar, ya que, de continuar la sangría sin mejorar la prestación, la única variable de ajuste siempre será la tarifa, que se encarecerá cada vez más.

Galería Relacionada