Boudou sigue investigado por Ciccone

0
157

10-boudou-lorenzinoLa Cámara de Casación validó el testimonio de la exesposa del supuesto testaferro. Destacó que hay más elementos de prueba.

 

Buenos Aires. La investigación del llamado caso Ciccone tiene luz verde: la Cámara Federal de Casación Penal rechazó ayer las nulidades planteadas al proceso judicial por Alejandro Vandenbroele, el abogado al que su exesposa acusó de ser testaferro del presidente interino Amado Boudou.

Este tribunal es la tercera instancia en el fuero penal, después de los jueces y las cámaras federales. En esta causa, el vicepresidente a cargo del Ejecutivo nacional es investigado por presunto tráfico de influencias en el proceso de quiebra y posterior rescate de la imprenta Ciccone Calcográfica, además de enriquecimiento ilícito. Durante ese período, Boudou estaba a cargo del Ministerio de Economía.

Vandenbroele es titular de la firma The Old Fund, fondo que compró la imprenta especializada en papel moneda y documentos oficiales. La causa investiga la presunta influencia de Boudou en la negociación. El año pasado, el Congreso finalmente aprobó la estatización de la imprenta.

Casación rechazó la nulidad pedida por la defensa de Vandenbroele respecto al testimonio brindado por Laura Muñoz, exmujer del abogado investigado. La defensa de Vandenbroele había pedido la invalidez del testimonio de Muñoz sobre la base de la norma penal que no admite como prueba que una persona declare contra su cónyuge. Vandenbroele y Muñoz 
se encuentran tramitando el divorcio.

El tribunal de Casación también rechazó el pedido de nulidad de Vandenbroele respecto a un allanamiento realizado en 2012 en la casa de Muñoz, donde la Justicia secuestró distintos elementos de prueba, como archivos de computadoras.

Así, con fallo unánime, los jueces Mariano Borinsky, Juan Gemignani y Gustavo Hornos confirmaron las decisiones ya adoptadas por la Sala I de la Cámara Federal y el juez Ariel Lijo. Para Gemignani “si bien es cierto que las declaraciones públicas de Muñoz otorgaron a la investigación una significación especial, no fueron ellas las que determinaron el impulso fiscal de la presente causa, la que tuvo su formal inicio en las denuncias de Jorge Vitale y Ricardo Monner Sans”.

Gemignani explicó que siete de las nueve páginas de la declaración de Muñoz se refieren a la relación matrimonial con Vandenbroele y se tuvieron en cuenta los dichos por la mujer sobre supuestas amenazas en su 
contra.

“De ello surge igualmente que la motivación excluyente de la testigo al declarar ha sido la de conseguir, por la vía de la exposición pública de su situación, alguna protección frente a tan serias y persistentes agresiones y amenazas”, fundamentó el juez.

El magistrado exhortó a Lijo, el juez que tiene a cargo la investigación, a que “arbitre los medios necesarios para brindar a la testigo y sus hijos máxima seguridad”.

“No se advierte fundamento constitucional para desautorizar la validez de los actos cumplidos, al menos con los elementos con los que se cuenta en la etapa inicial que transita la causa”, sostuvo, por su parte, el juez Hornos.

El juez Borinsky coincidió con el fiscal Javier De Luca: “existían vías de investigación independientes de las manifestaciones de Muñoz”, escribió en el fallo y agregó que Vandenbroele no especificó qué dichos de su exesposa fueron los que le causaron perjuicio.

Camino libre

Con este pronunciamiento de la Cámara de Casación, el juez Lijo tiene el camino despejado en su investigación y podrá tomar en cuenta el testimonio de Muñoz y también elementos que se encontraron en el allanamiento de la casa mendocina de Chacras de Coria, en abril de 2012.

Aquel operativo estuvo a cargo del fiscal Carlos Rívolo, a partir de las declaraciones de Muñoz. El fiscal también dispuso el allanamiento de un departamento de Boudou, en el barrio porteño de Puerto Madero, que tenía el servicio de cable a nombre de Vandenbroele.

Boudou, en reiteradas ocasiones, ha negado tener alguna relación con Vandenbroele.

Esas actuaciones judiciales llevaron a Boudou a denunciar una persecución judicial en su contra y cargó contra el fiscal Rívolo y el juez Daniel Rafecas, quienes tenían por entonces la causa. Boudou también embistió contra el exprocurador General, Esteban Righi, a quien acusó de tráfico de influencias en los Tribunales Federales, denuncias que fueron desestimadas.

Trayectoria

Porteño. Tiene 50 años, es economista, con una maestría en el Centro de Estudios Macroeconómicos Argentinos (Cema).

Antecedentes políticos. En su juventud militó en la Upau, el brazo político de la Ucedé en los centros estudiantiles. Fue secretario de Hacienda en el Partido de la Costa entre 2003 y 2005.

Con los K. Fue el titular de la Anses durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. En 2009, asumió como ministro de Economía en reemplazo de Carlos Fernández. En 2011, fue elegido como vicepresidente de la Nación. Hoy está a cargo del Ejecutivo.

Las causas abiertas

Causas. Según un relevamiento de Chequeado.com, Amado Boudou, vicepresidente a cargo del Poder Ejecutivo nacional,llegó a tener 54 causas judiciales abiertas, de las cuales se mantienen en distinto grado de proceso unas 20, la más grave es una acusación por presunto enriquecimiento ilícito.

Enriquecimiento ilícito. Fue denunciado por los diputados Graciela Ocaña y Manuel Garrido por las diferencias entre las declaraciones juradas presentadas ante la Justicia y ante la Oficina Anticorrupción. Investiga el juez Ariel Lijo. Alcanza a los padres, hermanos y la pareja (Agustina Kämpfer) del vicepresidente, además de los empresarios José María Núñez Carmona y Alejandro Vandenbroele por presunto enriquecimiento ilícito.

Testaferro. El vicepresidente también está imputado por su participación en el salvataje de la empresa Ciccone, donde se investiga si tuvo una actuación indebida para que la firma quede en manos de Vandenbroele, de quien su exmujer dijo que era testaferro.

Negociación incompatible con la función pública. Es investigado por las maniobras que habría desarrollado siendo ministro de Economía para que la Afip le hiciera un beneficioso plan de pagos a la firma The Old Fund, quien se ofrecía a levantar la quiebra de Ciccone. En esta causa, la Cámara Federal de Casación Penal avaló ayer lo actuado hasta ahora y complicó al reemplazante de Cristina Fernández. En la causa también se investiga presunto enriquecimiento ilícito.

Canje provincial. Hay otra causa abierta por el juez Sebastián Casanello sobre el convenio de The Old Fund y el Gobierno de Formosa por asesoramiento en el canje de deuda y la actuación del Ministerio de Economía.

Aprovechamiento de información privilegiada. El diputado Claudio Lozano denunció ante el juez Daniel Rafecas que Boudou se habría aprovechado de información privilegiada en el canje de deuda pública 2010, cuando era ministro de Economía. Según Lozano, estas presuntas maniobras reconocieron valores que permitieron a los acreedores obtener ganancias extraordinarias, equivalentes al ciento por ciento en dólares. La denuncia alcanza también a excolaboradores del exministro.

Rendición de viáticos. El vicepresidente fue denunciado por no devolver viáticos de viajes oficiales y por haber incorporado ese dinero a su patrimonio, con lo que habría intentado justificar sus ingresos. Boudou puso en su declaración jurada 180.700 pesos por viáticos de viajes que hizo en el país y al exterior en 2009, 2010 y 2011, cuando fue titular de la Anses y ministro de Economía.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior