Caso Ángeles: imputaron a la mujer que aseguró oír una pelea

0
179

02/07/2013 | 17:26 Se trata de la falsa vecina que presentó el audio de una supuesta discusión que mantuvo la víctima con su madre y padrastro previo a desaparecer. Quedó imputada por falso testimonio.

caso Angeles Rawson

Nuevos allanamientos en el edificio de Ángeles (Informe de Mauricio Conti).COMPARTIR
La mujer que había afirmado a través de un audio incorporado a la causa que el día del crimen de Ángeles Rawson escuchó en la planta baja del edificio una discusión entre la víctima, su madre y el padrastro y que luego un funcionario pasó a ofrecer dinero para callar a los vecinos, quedó
imputada por falso testimonio.

Fuentes judiciales informaron hoy que la mujer declaró ayer ante el juez de instrucción Javier Ríos y la fiscal María Paula Asaro, pero ante sucesivas contradicciones en las que incurrió, el magistrado interrumpió la testimonial y le notificó que quedaba imputada por falso testimonio.

La pista aportada por esta mujer fue la que originó el inédito operativo que desplegó el juez Javier Ríos la madrugada del jueves pasado, cuando ordenó a la Policía Metropolitana el traslado de todos los vecinos de Ravignani 2360 para declarar en Tribunales.

Esta testigo llegó a la causa a partir de la grabación de un diálogo telefónico que un periodista le hizo llegar al abogado querellante Pablo Lanusse.

En ese diálogo, la mujer le contaba a una productora de televisión que ella tenía un departamento en el edificio y que el día del crimen, el lunes 10 de abril, había escuchado desde el segundo piso un discusión en la planta baja donde vivía Angeles.

La mujer afirmaba que la víctima del hecho discutía en el hall de la entrada del edificio con su madre, María Elena Aduriz, y su padrastro, Sergio Opatowski, porque éste presuntamente abusaba de ella.

En el mismo relato, la testigo contó que vio al portero Jorge Mangeri bajar las escaleras desde el tercer piso hacia la planta baja, que fueron varios los vecinos del edificio que escucharon el alboroto y que luego escuchó cómo metían a la adolescente dentro del departamento donde vivía, la planta baja «A».

Pero además, dijo que ese mismo lunes -cuando todavía no se había hecho la denuncia por la desaparición de la adolescente y cuando el cadáver de Angeles aún no había sido hallado-, llegó al edificio un alto funcionario del Ministerio de Seguridad a ofrecer 25.000 pesos a los vecinos que habían escuchado la pelea para que no lo cuenten a la Justicia.

Según las fuentes consultadas, ayer la mujer no pudo sostener esta versión y ante sus continuas contradicciones, el juez la relevó del juramento de decir la verdad y le anunció que quedaba imputada en una causa por falso testimonio.

Los voceros agregaron que los investigadores chequearon que no vive en el edificio, sino que tuvo que viajar desde una ciudad patagónica para declarar, y que su relación con el edificio es que es una de las partes en un juicio de sucesión que hay por el departamento 2do. «A».

Esta versión ya había sido descartada por los investigadores judiciales la madrugada en la que declararon 26 vecinos del edificio, quienes negaron categóricamente haber escuchado una discusión en la planta baja y que al edificio haya acudido un funcionario para ofrecer dinero.