Cinco razones para entender el verdadero impacto del ébola

0
188

0011395528

El primer caso llegó a los Estados Unidos y se refuerzan las medidas de prevención. La revista Time analiza la epidemia y explica por qué nunca se sabrá su dimensión total.

 

El virus de Ébola que tiene en jaque a África Occidental, llegó a Estados Unidos con el primer caso diagnosticado de esta enfermedad mortal. Se trata de un hombre que estuvo en Liberia y comenzó con los síntomas a su regreso en Texas.

Si bien el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest pidió a la gente que “confíe en que el país tiene la infraestructura médica para evitar una expansión”, las medidas no se hicieron esperar y toda la familia del infectado está siendo revisada al igual que las personas que pudieron haber tenido contacto con él. También los médicos que intervinieron en el caso fueron puestos en cuarentena por los próximos 21 días.

“El equipo sobre el terreno revisará esto de forma muy intensa para ver si hay otros grupos que, por exceso de precaución, debamos vigilar cuidadosamente”, indicó el doctor Thomas Frieden, director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) al programa “Today” de la NBC.

El paciente, que no fue identificado por razones de privacidad, llegó a Texas el 20 de septiembre y buscó tratamiento seis días después en el Texas Health Presbyterian Hospital de Dallas. Fue evaluado inicialmente y enviado de vuelta a su casa con antibióticos, pero regresó dos días después. Entonces fue ingresado y aislado, un retraso cuestionado por otros expertos en salud.

El ébola se extiende a través del contacto con fluidos corporales como sangre y saliva, algo que los expertos en salud pública aseguran que limita naturalmente su potencial de infectar a otros, a diferencia de las enfermedades que se transmiten por vía aérea.

 

Las cinco razones de Time por las que nunca se sabrá el verdadero impacto

En este brote de Ébola sin precedentes, medir y predecir el virus “es casi imposible”, señala Time. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicaron un informe a mediados de septiembre en donde estimaron que si las tendencias actuales del brote de ébola siguen en incremento, los casos en África Occidental se duplicarían cada 20 días. En esa situación, el Ébola podría alcanzar hasta 1,4 millones de infectados en enero.

Por su parte, los expertos en salud y funcionarios del CDC aseguraron a Time que es común en salud pública hacer sobreestimaciones, el hecho es que esta epidemia añade niveles adicionales de incertidumbre en la previsión sin precedentes.

A continuación, las cinco razones por las que nunca se sabrá el verdadero impacto del ébola, a pesar de los “mejores esfuerzos para entenderlo” que hacen los expertos en salud.

 

1. La mayoría de los casos de ébola no se denuncian

Investigadores de los CDC creen que POR CADA CASO REPORTADO DE ÉBOLA, HAY 1,5 CASOS ADICIONALES QUE NO SE DENUNCIAN. Estimaron que, sin intervención adicional, 550.000 casos de ébola se informarán en enero, sin tener en cuenta los casos que no se denuncian. Al corregir, llegaron al límite superior de 1,4 millones.

“El subregistro es siempre un problema con las enfermedades transmisibles”, dice Thomas Frieden. “Creemos que la incidencia real de la enfermedad es más alta que lo que aparece en los informes de casos”.

 

2. Ajustar las cifras proyectadas es extremadamente difícil

“Siempre es difícil con estos modelos tratar de captar lo que realmente está pasando en el terreno”, dice el doctor Eden Wells, profesor de epidemiología de la Universidad de Michigan. “Teniendo en cuenta los datos que utilizan, es la mejor proyección que podrían obtener en el momento”.

Las proyecciones se basan en datos de sólo un día en un solo país -Liberia- señaló Gift. Los investigadores utilizaron un modelo para predecir el número de camas en uso en Liberia el 28 de agosto de 2014. Las camas ocupadas eran una medida para reportar casos. Luego examinaron expertos de clínicas de tratamiento de ébola en Liberia para estimar el número real de camas en uso, con una proporción estimada de los que se quedan en casa (y son por lo tanto los casos “no declarados”) que finalmente llegan a los hospitales: una medida de casos reportados y no reportados.

 

3. La proyección, basada en una porción de datos de Liberia, se aplicó a toda África Occidental.

Liberia ha sido el país más golpeado en el brote de ébola, con más de 1.800 muertes y 3.400 casos confirmados, según los CDC. Sierra Leona y Guinea han sufrido importantes cifras de muertos también, aunque mucho menos que Liberia. “Diferencias regionales notables en el subregistro podría significar que el uso de ese supuesto a través de todo un país es inapropiado”, dijo el informe. Esto podría dar lugar a una sobreestimación.

“El factor de corrección es 2,5″, o sea que a por cada uno de los casos reportados, hay potencialmente 1,5 casos no denunciados”.

“El propósito es mostrar que esta epidemia no iba a dar señales de un pico máximo. En los brotes históricos, hubo unos pocos cientos de casos, y la epidemia disminuyó. Eso no sucedió en esta ocasión”, dijo Gift.

 

4. Gran parte de los datos procedentes de África Occidental son inexactos o incompletos.

Un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud dijo que en Liberia, “los datos se están reportando de 4 secuencias diferentes y descoordinados, dando lugar a varias superposiciones y números duplicados”. El informe añadió que muchas muertes no estaban siendo debidamente documentadas.

La semana pasada, el New York Times informó de manera similar una discrepancia entre el número de muertes registradas en Sierra Leona y el número de víctimas enterradas, un hecho que complica aún más los esfuerzos de los investigadores para medir el verdadero impacto del ébola.

 

5. Es difícil proyectar el camino a enero.

“Es un poco como la predicción del tiempo”, aseguró Marisa Eisenberg, profesora de epidemiología en la Universidad de Michigan.

Una proyección a corto plazo de los casos de ébola fue proporcionada por la OMS en un informepublicado la semana pasada en el New England Journal of Medicine. Indica una predicción más realista de los casos de ébola, a pesar de que también supone que no hubo “ningún cambio en las medidas de control de esta epidemia”. Si los casos de ébola se duplicaran cada 20 días sin medidas adicionales, como la CDC informó, la estimación de la OMS indica que habrá alrededor de 150 mil casos de enero, una cifra notablemente más gráfica.

Si bien se están contemplando todos los escenarios posibles, inclusive los peores, “es mejor prevenir que curar”, concluyó Eisenberg.

Fuente: Infobae.com