Condenaron al piloto de la Patrulla Aérea

0
210

El subcomisario Sarmiento fue sentenciado a dos años y medio de prisión en suspenso por tráfico de influencias. Se le prohibió ejercer cargos públicos.

14-a_15

Por Miguel Durán

El hombre apoyó su mano de­recha en  el pecho y dirigién­dose a los jueces del Tribunal Oral Federal N° 2 les dijo: “Con una mano en el corazón les digo a ustedes que soy inocente”. Eran las 9 de la mañana de 
ayer cuando se escuchó la última palabra del subcomisario Martín Horacio Sarmiento, juzgado por el delito de tráfico de influencias.

Las dos horas siguientes fueron tensas en la sala de audiencias. El piloto policial que también realizaba viajes para trasladar a funcionarios de la Gobernación en reemplazo de los colegas de la Dirección Provincial de Aeronáutica que tenían horas de vuelo de más, fue involucrado con una organización de narcotraficantes liderada por el empresario agropecuario de Jesús María, Mario Baldo, a la que a cambio de dinero habría alertado de que sus integrantes eran in­vestigados.

Sarmiento estaba visiblemente nervioso hasta que Carlos Lascano, José María Pérez Villalobo y José Vicente Muscará regresaron a la sala para dar a conocer su veredicto.

Lascano, en ejercicio de la presidencia, fue el encargado de anunciar que por unanimidad se había resuelto condenar al subcomisario a dos años y medio de prisión en suspenso y prohibirle el ejercicio de cualquier cargo público a perpetuidad.

El hombre se llevó las manos a la cara y rompió en llanto. 
Su esposa y otros familiares lloraron desconsoladamente antes de que el titular del Tribunal dijese: “El juicio ha terminado”.

Claudio Orosz, el abogado defensor había reclamado la nulidad del juicio o la absolución de Sarmiento por el beneficio de la duda. En tanto, el fiscal Maximiliano Hairabedian había pedido una pena de tres años de prisión de cumplimiento efectivo y la prohibición de ejercer cargos públicos a perpetuidad.

Ambos alegatos fueron convincentes y nadie se habría quejado si otro hubiese sido el 
fallo.

Antecedentes

Sarmiento estaba acusado de haber brindado datos de una investigación por el contrabando aéreo de marihuana desde Paraguay en 2007, supuestamente a cambio de dinero, a un grupo de narcotraficantes que luego terminaron condenados.

Por eso fue imputado del delito de tráfico de influencia, que contempla penas de entre uno y seis años de prisión.

Según la instrucción, llevada a cabo por el Juzgado Federal Nº3, Sarmiento le habría ofrecido al empresario agropecuario Mario Baldo información –a cambio de una cifra de dinero no precisada, de entre siete mil y 30 mil pesos– sobre la causa que investigaba a una banda internacional de narcotráfico aéreo de marihuana desde Paraguay hacia Córdoba y/o Santa Fe a través de avionetas del propio Baldo.

Por ese contrabando fueron condenados Baldo y el piloto Claudio Marchetti, quien al ser detenido reveló a los policías que el informante que tenían era un tal “Martín”, en alusión a Sarmiento.

Las condenas

En la misma causa fueron condenadas otras personas pertenecientes a la “conexión Rosario” de la organización.
Se trata de ­Mario Vicente Baldo, 12 años de prisión; ­Gustavo Ramos, 12 años de ­prisión; Daniel Diecidue, 12 años de prisión; Claudio Marchetti, 10 años de prisión; Raúl Alberto Baratti, dos años, en suspenso.