Contribunale y Laguía murieron abrazados en el ascensor

0
353

13/08/2013 | 15:16 Se trata de la odontóloga, de 34 años, y el estudiante de medicina, de 25, cuyos cuerpos fueron hallados ayer. “Estaban abrazados en el hueco de uno de los ascensores”, señalaron los rescatistas.

ARCHI_194829

Los rescatistas hallaron ayer entre los escombros los últimos tres cuerpos de las personas que permanecían como “ausentes” después de la trágica explosión por un escape de gas en un edificio de Rosario, que dejó como saldo 21 personas fallecidas.

En horas de la noche, el secretario de Salud Pública municipal, Leonardo Caruana, confirmó que los brigadistas que trabajaban en la zona del siniestro encontraron sin vida a las dos personas cuyo paradero era desconocido hasta este lunes por la tarde: se trata de Luisina Contribunale, de 34 años, y Santiago Laguia, de 25.

Al haberse identificado los cuerpos de ambas víctimas fatales, se dieron formalmente por concluidas las tareas de búsqueda en los restos del edificio de la calle Salta, en medio de aplausos y escenas de emoción entre los bomberos y del personal que tomó parte en los trabajos de rescate tras la explosión ocurrida el martes 6 de agosto pasado.

Rescatistas que trabajaron en el lugar indicaron que “estaban abrazados en el hueco de uno de los ascensores”. Contribunale era odontóloga, mientras que Laguía era estudiante de medicina

El caso de Laguía fue uno de los más emblemáticos de la tragedia, dado que la madre indicó ante la Justicia que le habían informado que a su hijo lo habían rescatado con vida y supuestamente deambulaba por las calles de la ciudad, pero anoche se confirmó que falleció entre los escombros.

Por instrucción del juez Correccional de Rosario, Juan Carlos Curto, unas 100 personas habían realizado ayer un amplio rastrillaje en la zona del arroyo Ludueña y en el Bosque de los Constituyentes, en la zona noroeste de la ciudad, en busca de Larguía.

Los cadáveres hallados fueron trasladados para su identificación al Instituto Médico Legal, como paso previo a la entrega de los restos a sus respectivas familias.

A las 19:45 de este lunes sonaron durante varios minutos las sirenas de los bomberos en la zona donde ocurrió la trágica explosión, en señal de que habían concluído las tareas de rescate y en medio de aplausos de los presentes.

También, se vieron escenas de mucha emoción, con bomberos y rescatistas que se retiraban del lugar con lágrimas en los ojos, luego de concluir una tarea que les demandó varios de días de esfuerzo en la búsqueda de las personas ausentes.

Decenas de vecinos se concentraron de manera espontánea para vivar a los servidores con aplausos permanentes, mientras era recibidos con abrazos y distintas muestras de afecto.

Durante distintos momentos del día, los rescatistas localizaron tres cuerpos entre los escombros, tras la explosión en el edificio de la calle Salta 2141.

De esta manera, la cifra oficial de víctimas fatales ascendió a 21, mientras que más de 60 habían resultado heridas, y una de ellas aún se encuentra internada en grave estado.