Crimen de Ángeles: hallaron ADN del portero en las uñas de la víctima

0
92

600x0_674075Lo confirmaron las pericias que le hicieron al cadáver de la adolescente. Los forenses ya informaron los resultados a los investigadores. Además, habría rastros genéticos de dos hombres en una de las sogas secuestradas.

 

Las pericias sobre el cadáver de Ángeles Rawson arrojaron como resultado que en las uñas de la chica de 16 años había restos de piel cuyo ADN se corresponde con el de Jorge Mangeri, encargado del edificio donde vivía la víctima.

Esta sería una prueba clave para esclarecer el homicidio, porque es un signo inequívoco de que la joven intentó defenderse momentos antes de ser asesinada.

La situación del portero es realmente comprometida, aunque nada está resuelto: la causa podría tener un nuevo giro de confirmarse las presunciones de los abogados del encargado.

De acuerdo con la versión difundida por el letrado Marcelo Biondi, los peritos habrían hallado dos patrones genéticos distintos en las muestras analizadas.

Se encontró ADN de dos masculinos en uno de los lazos que se utilizaron para atar a la menor“, aseguró el abogado, quien forma parte de los equipos de Alberto Pierri que representan al encargado Jorge Mangeri en la investigación por el asesinato de la joven de 16 años.

El letrado accedió por primera vez al expediente este mediodía luego de que se levantara el secreto de sumario. Adelantó que esta tarde tendrá más detalles cuando le entreguen copias certificadas de las actuaciones.

El representante legal admitió que su defendido se autoincriminó en una conversación informal con la fiscal del caso –no en una declaración, como se dijo en primera instancia–, pero dicha circunstancia respondió a las presiones y amenazas que denuncia el portero.

Nosotros creemos que hay contraindicios de que una sola persona había participado del crimen. Tenemos que ser prudentes y hay que esperar los informes completos“, indicó.

El abogado negó enfáticamente que Mangeri haya sido el asesino –”Él nos manifiesta que es inocente”–, pero no un posible encubrimiento del hecho.

Además, puso en duda las pruebas de video aportadas al expediente, ya que las cámaras están ubicadas a 200 metros de la casa de Ángeles, por lo que es imposible determinar que la menor estuvo en el edificio en el cual vivía tras su clase de gimnasia.

Respecto de los resultados de las pruebas de ADN que fueron confirmadas por las pericias, el abogado Biondi afirmó: “Veremos cuál fue el procedimiento que se utilizó para llegar a este ADN positivo”.

Además, dejó un manto de dudas sobre este resultado, asegurando: “Nuestros peritos son los que nos van a decir si el ADN fue plantado o no. Esperamos las pericias para revisar el procedimiento utilizado”.

En tanto, aún restan las pericias psiquiátricas y psicológicas realizadas a Mangeri, además del ADN encontrado en las cuerdas y las pericias tras la revisión del sótano y del departamento de la menor.

Pablo Lanusse: “Esto coloca al encargado en un cuadro crítico”

El abogado del padre de Ángeles, Franklin Rawson, afirmó en declaraciones a la prensa que “hoy lo cierto y concreto es que el único ADN que dio positivo es el de Mangeri en la uña del dedo índice de la mano derecha de Ángeles“.

Tras confirmar además que aún restan las demás pericias y el entrecruzamento telefónico para poder dilucidar las llamadas realizadas tanto por los familiares como por el encargado del edificio, aseguró que “su situación se ha tornado por demás delicada”.

 

Fuente: Infobae.com