Cristina ratificó que las paritarias deben ser por un año

0
221

12/02/2014 | 06:15 Se lo dijo a la cúpula de la CGT oficialista. Fue en una reunión en Olivos con el titular de esa central, Antonio Caló. También estuvieron Omar Viviani, Ricardo Pignanelli y José Luis Lingeri.

ARCHI_211257

La Presidenta se reúne con Capitanich (Informe de Mauricio Conti).COMPARTIR
La presidenta Cristina Kirchner ratificó ayer a la cúpula de la CGT oficialista la postura del Gobierno de mantener el esquema de acuerdos paritarios por un año de duración y se comprometió a revisar reclamos vinculados a las obra sociales del sector.

Lo hizo durante una reunión que mantuvo por la tarde en la residencia de Olivos con el secretario general de esa central, Antonio Caló, quien asistió acompañado por el titular del sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani, el de SMATA, Ricardo Pignanelli y el de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri.

“Tratamos con la Presidenta la discusión de paritarias y nos dijo que deben hacerse en el marco del convenio colectivo de trabajo y con cada organización haciendo acuerdos de acuerdo a la realidad de cada actividad. Entre nosotros también hay consenso de que deben ser por un año”, sostuvo Lingeri.

A su vez, el sindicalista dijo que la mandataria “no dispuso nada sobre la clausula gatillo” para ajustar trimestralmente los aumentos salariales, una de las propuestas que acercó la CGT de Caló, pero les recordó que en paritarias “ambas partes pueden acordar reabrir el acuerdo si hay grandes cambios” en el contexto económico.

Lingeri también dio por superado el cruce de la presidenta Cristina Kirchner con Caló luego de que el metalúrgico hubiera dicho que “a algunos trabajadores el salario no les está alcanzando para comer”.

“En la reunión lo agarramos para la joda a eso del reto presidencial. ‘A mi me retaba mi viejo’, dijo Caló, y la Presidenta se empezó a reír”, reconstruyó el titular de Obras Sanitarias.

A su vez, negó las versiones acerca de que le iban a plantear a la mandataria la posibilidad de restablecer la doble indemnización ante un eventual escenario de despidos.

Lingeri comentó, además, que el tema obra sociales formó parte del diálogo e incluso dijo que la titular de la Superintendencia de Salud, Liliana Korenfeld, se sumó un instante a la audiencia para repasar los reclamos del sindicalismo.

En ese sentido, le pidieron que el monotributo pase a pagarlo no sólo el titular del grupo familiar, sino todos los integrantes de la familia y que se ajusten los valores de los insumos de acuerdo a los incrementos que hubo.

No obstante, señaló que la mandataria no se comprometió a liberar nuevos fondos como parte de la deuda estatal con las prestadoras de los sindicatos.

A su vez, Lingeri manifestó sus dudas sobre el acuerdo de precios, pero aclaró “no por el Gobierno, sino por los empresarios que no tiene voluntad de sacrificio, van atrás del dólar y remarcan todo el tiempo”.