De la Sota busca negociar con los K

0
103
DE LA SOTA. En Río Cuarto, durante los comicios del domingo pasado.
DE LA SOTA. En Río Cuarto, durante los comicios del domingo pasado.
DE LA SOTA. En Río Cuarto, durante los comicios del domingo pasado.

Tiene necesidades financieras y políticas para concretar varios proyectos el año próximo. Espera un fallo a favor de Córdoba en la Corte. Scioli podría ser un interlocutor.

 

Lo ha dicho de manera pública en varias oportunidades. También aceitó algunos contactos en Buenos Aires que lo acerquen a esa posibilidad. Luego de más de un año y medio de pelea sin cuartel, el gobernador José Manuel de la Sota pretende entablar un diálogo con la Nación para tratar de cobrar la cuantiosa deuda que Córdoba le reclama al poder central.

“Estoy dispuesto a escuchar cualquier oferta para que Córdoba cobre lo que le deben. Si la Presidenta quiere dialogar con los gobernadores, yo soy el primero en sentarme”, le dijo De la Sota a La Voz del Interior la semana pasada, cuando aún no se conocía el resultado de los comicios legislativos.

El gobernador en persona maneja los contactos para restablecer el diálogo con la Casa Rosada.

Desde antes de las elecciones primarias de agosto, De la Sota permanece en Capital Federal dos días a la semana, entre martes y jueves.

Buena parte de ese tiempo lo utilizó para mantener reuniones y filmar avisos para la campaña, ya que el publicista Ramiro Agulla vive en Buenos Aires.

Pero De la Sota aprovechó esa estadía para mantener reuniones políticas con dirigentes peronistas y algunos operadores que lo acerquen al Gobierno nacional.

Relación

De la Sota no se convertirá en kirchnerista. Es más, mantendrá su visión crítica sobre el Gobierno nacional. Pero el gobernador admite en privado que esta situación de diálogo roto beneficia a la Nación, que mantiene una abultada deuda con Córdoba.

El mandatario provincial está convencido de que hay dos vías por las cuales podrá sentarse a negociar con la presidenta Cristina Fernández. Una, confía en que la Corte Suprema falle a favor de Córdoba, por el reclamo de 1.040 millones para la Caja de Jubilaciones.

La otra vereda de acercamiento que ve De la Sota es política: cree que la Presidenta convocará al diálogo a los gobernadores peronistas, para tener una transición tranquila hasta 2015.

Aunque no ha trascendido, en los últimos meses De la Sota mantuvo un par de encuentros con su colega bonaerense Daniel Scioli.

El gobernador de Buenos Aires pretende convertirse en el interlocutor para acercar respaldo político de gobernadores peronistas a la gestión de la Presidenta, que quedó debilitada luego de la magra cosecha de votos del domingo pasado.

Como se dijo, De la Sota no se convertirá en kirchnerista (además, considera que se terminó el ciclo político de los K), pero en el marco de una negociación que incluya la deuda que reclama la Provincia (la Nación dice que Córdoba también tiene acreencias), el gobernador considera que puede destrabar algunos proyectos sensibles para Córdoba, como los gasoductos y el acueducto Los Molinos-Córdoba.

Aunque no lo va a admitir de manera pública, De la Sota logró cerrar para este año la caja provincial con los ingresos de la tasa vial y el ajuste a los jubilados provinciales, para disminuir el rojo de la Caja de Jubilaciones, pero necesita recursos para el año próximo.

Además del tema financiero, en el Centro Cívico admiten que De la Sota necesita “tranquilidad política” al menos el año próximo, para intentar una proyección nacional. Para el delasotismo, el escándalo del narcotráfico fue fogoneado por alguien del poder central.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior