Deterioro en las finanzas de la RAC

0
207

Caminos de las Sierras tuvo un déficit de 21 millones en su ejecución presupuestaria de 2012. El balance contable será positivo, aunque las utilidades bajarían.

Aunque aún no está cerrado su balance, Caminos de las Sierras tuvo un déficit de 21 millones de pesos en la ejecución presupuestaria de 2012.

La información está plasmada en la cuenta de ahorro, inversión y financiamiento que se remitió a la Legislatura, y que acusa ese deterioro.

Según ese detalle, la sociedad estatal que administra la Red de Accesos a Córdoba (RAC) tuvo un resultado negativo, aunque eso no significa que el ejercicio arroje pérdida.

Es que el cuadro de ejecución está adecuado a las normas de la contabilidad pública, pero el estado real de las cuentas de Caminos de las Sierras se refleja en su balance.

El gerente general de la compañía, Eduardo Salas, explicó que la firma empezó 2012 “con un saldo inicial de caja de 30 millones de pesos”, por lo que, restada la pérdida de 21 millones, “terminará con un resultado positivo”, que aún no está establecido.

Más gasto. La empresa pasó a manos de la Provincia en 2010 y en los últimos dos años duplicó la recaudación por peajes. En los próximos días, la tarifa volverá a aumentar hasta 33,3 por ciento y llegará a ocho pesos en las cuatro rutas más transitadas de la red (autovías a Salsipuedes y Alta Gracia y autopistas a Pilar y Villa Carlos Paz).

Al cierre de 2012, el Gobierno provincial tenía una deuda consolidada (nominada en dólares) de 76,4 millones de pesos por la compraventa de acciones y reestructuración de pasivos de los exaccionistas.

Uno de los datos más llamativos de 2012 es el aumento del gasto corriente, que fue de 52 por ciento interanual, mientras que los ingresos subieron 25,5 por ciento.

La captación de recursos para sostener a la empresa depende del cobro de peaje. En total, por la venta de servicios y bienes, la firma colectó 294,7 millones de pesos contra 234,7 millones de 2011.

Entre las erogaciones, en tanto, hubo un salto de 49 por ciento en personal, que llegó a 65,8 millones de pesos. Al respecto, Salas negó que se haya aumentado la nómina de trabajadores (son algo más de 380 empleados).

El directivo argumentó que el incremento en la partida se debe a que, además de la suba salarial de 26 por ciento, también incidió el pago de un ajuste pendiente de 2011. Algo parecido ocurrió con el rubro “servicios no personales”, que trepó 47 por ciento y llegó a casi 82 millones de pesos.

Ese ítem abarca desde servicios por mantenimiento y reparación hasta los gastos en impuestos, derechos y tasas, pasando por honorarios, vigilancia y publicidad, entre otros.

En el medio, casi todos los contratos tuvieron ajustes de 25 por ciento.

En tanto, si bien los bienes de consumo (útiles de oficina, alimentos, combustibles, vestimenta y repuestos) representan apenas el tres por ciento del gasto, subieron 78 por ciento.

En cambio, cayeron las erogaciones para obras (cedieron más de 50 por ciento), lo que permitió obtener un superávit financiero de 13,1 millones de pesos, desdibujado luego por el pago de amortizaciones de deudas, que totalizaron más de 40 millones de pesos.

Reclamo. 
A raíz del reclamo de vecinos de Mendiolaza, Caminos de las Sierras confirmó su predisposición a sumar más usuarios frecuentes a su base de beneficios.

Sin embargo, descartó que vaya a aplicar una tarifa diferenciada a esa localidad o una ampliación en las bonificaciones. El actual esquema de beneficios, a través de una tarjeta, computa un descuento de 10 por ciento cuando el usuario supera 25 pasadas. Sube a 15 por ciento entre 45 y 60 viajes y llega a 20 por ciento si el automovilista supera las 60 pasadas mensuales.

-21 millones de pesos

Resultado. La ejecución presupuestaria de Caminos de las Sierras terminó 2012 con un saldo negativo de 21.014.938 pesos.

Absorción. El balance de la empresa reflejará el impacto de esa pérdida, pero también su absorción, ya que el ejercicio pasado arrancó con un saldo a favor de 30 millones de pesos, por lo que los estados contables mostrarán una utilidad real, aunque menor a la de 2011.

Gastos. En 2012, la tasa de crecimiento de los gastos corrientes duplicó a la de los ingresos de la empresa que administra la RAC.

Más información

 Versiones contradictorias sobre el destino de la ruta provincial 6

– La autopista a Pilar se lleva un millón de pesos mensuales