Disputa entre la Iglesia Católica y el Gobierno por la violencia

0
153

El Episcopado argentino dijo que “nadie puede negar” que exista, luego de que la Presidenta respondiera un documento. Carlotto se mostró molesta.

11-cristina-papa

Por Agencias DyN y Télam

Buenos Aires. El presidente del Episcopado, José María Arancedo, respondió a las cri­ticas que hizo el oficialismo al documento de la Iglesia sobre inseguridad al afirmar que “nadie puede negar que hay violencia en la Argentina” y sentenció que “la Iglesia no es opositora ni oficialista”.

Luego de que la Conferencia Episcopal diera a conocer un documento en el que diagnos­tica que la Argentina “está enferma de violencia”, Cristina Fernández, había sostenido, el sábado, que “los que dicen que hoy la Argentina es violenta” quieren reeditar “viejos enfrentamientos” vividos por el país en el pasado.

Arancedo sostuvo que “las comparaciones son difíciles” y aseguró que el análisis “no es un ataque al Gobierno”.

“Los obispos provienen de todos los rincones de la Argentina y el problema está presente en todo el país. Uno puede pensar que no es tan grave como aquello. Pero es grave”, sentenció en una entrevista.

En este sentido, sostuvo que “al comparar, uno corre el pe­ligro de no ver lo que hoy tenemos que ver” y pidió “hacer un intento para convivir en lo diverso”.

Consultado sobre cómo llegó la Iglesia a este diagnóstico de un país “enfermo de violencia”, Arancedo respondió que “al plantear los obispos las realidades sociales que están viviendo, surgió la preocupación por la violencia” a la que definió como “una enfermedad que se manifiesta de diversas maneras y debemos erradicar”. Estimó que la dirigencia política es consciente de la grave situación de inseguridad y violencia ya que, afirmó, “nadie puede negar que hay violencia”, pero consideró que “lo malo es cuando se da un matiz político a los diagnósticos”. “No es un ataque al Gobierno. La Iglesia no es opositora ni oficialista. Se lo dije, incluso, a la Presidenta, con quien tuve conversaciones con mucho respeto”, enfatizó el arzobispo.

Ayer, notorios po­líticos oficialistas salieron a cuestionar a la jerarquía eclesiástica. Es­tela de Carlotto se mostró “molesta” con el documento de la Conferencia Episcopal y consideró que en la Iglesia “no hablaron cuando la dictadura se­cuestraba tantísima gente” y “ahora se asustan porque hay violencia”.

“Leer este documento, que muestra efectivamente una realidad, pero que la pone en una posición muy dramática, nos molesta en el sentido que se pueden decir verdades pero no sembrar los miedos o profundizar las diferencias entre los argentinos”, dijo.

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, en tanto, afirmó que “la mayor violencia de una sociedad es la de la injusticia”, al participar del homenaje al padre Carlos Mugica en la Villa 31, al cumplirse hoy cuarenta años de su asesinato. “Somos parte de un pueblo que camina y lucha por su destino, 
y todos tenemos que ser constructores de la cultura del encuentro”, dijo.

Poli aseguró que en “algún momento” se hará justicia por Mugica

El cardenal Mario Poli afirmó hoy que “en algún momento” se hará justicia por el asesinato del padre Carlos Mugica, en el marco de la evocación popular y religiosa en la Villa 31, del barrio porteño de Retiro, por los 40 años del crimen del sacerdote.

“No queremos venganza de nadie, sino que arrepientan”, aseveró el purpurado porteño al presidir en la parroquia Cristo Obrero el homenaje al sacerdote villero y bendecir en ese asentamiento las placas conmemorativas donadas por la Cámara de Diputados, el Ministerio de Desarrollo Social porteño, el club Racing Club de Avellaneda y el Equipo de Pastoral de las Villas de Emergencia.

“Si los homicidas de Mugica dejaran de hacer sombra acá en la tierra y fueran al cielo, él seguramente los abrazaría y los perdonaría”, sostuvo.

Cristina Fernández
Criticó a quienes van a Roma a “sacarse fotos” con el Papa

“Yo siempre digo que sería tan conveniente que en ­lugar de ir tanto a Roma a sacarse fotos, lo leyeran un poco más (al Papa)”, escribió la Presidenta a través de la red social Twitter.