Disputa por el traslado de 26 dogos

0
116

dogos1La Policía trasladó los perros, que estaban mal atendidos, a un criadero. La entidad proteccionista que realizó la denuncia los reclama.

 

 

16/04/2013 00:00

Por Redacción Día a Día

Veintiséis perros, un dueño, una asociación proteccionista de animales y un criadero, son los protagonistas de una controversia que se generó desde el pasado domingo, a partir de la intervención de la Policía de la Provincia que, junto con la división Patrulla Ambiental de esa fuerza, secuestraron 26 dogos argentinos que se encontraban en mal estado junto a quien dice ser su propietario en un predio del barrio de Cabana, en Unquillo.

Diversos inconvenientes llevaron a que Andrés Simonelli, de nacionalidad italiana, terminara con sus perros en un baldío de esa localidad serrana. La agrupación Unquillo por los Animales denunció la situación el pasado 10 de abril, a partir de constatar el estado de abandono y desnutrición en que se encontraban los canes, obteniendo como respuesta desde la Policía el traslado de los perros al criadero “Del Falucho”, originando una disputa entre las partes.

Conflicto. “Nos enteramos hace dos semanas sobre lo que pasaba con los perros. El dueño, quien en principio se mostraba muy agresivo, nos dijo que los tenía que llevar a Mendoza, pero rechazaba el balanceado y las ayudas que ofrecíamos, por eso realizamos la denuncia”, le dijo a Día a Día Lorena Giménez, de Unquillo por los Animales. “Nosotros contamos 28. Cuando nos avisaron que se había enterado el Club del Dogo, volvimos y encontramos 26, porque los habían ido a sacar clandestinamente”, indicó en tono de denuncia, y agregó: “Ya le habíamos encontrado hogar a todos e incluso un veterinario para que los atienda. Pero cuando nos avisaron que la resolución del juzgado era que le daban la tenencia al criadero del Club de Dogos nos indignamos, porque por no tener personería jurídica no nos permitieron que vayan a hogares, y sí a un criadero donde se los utiliza. Los perros necesitaban cariño, pero sabemos que tienen buena línea de sangre y hasta incluso que había un campeón y hay intereses económicos de por medio”.

“Los que sabemos de estos animales somos nosotros. Estos perros no son lo que piensan, tienen otras tendencias y son peligrosos para dar a cualquier familia”, enfatizó Carlos Emir Chacón dueño del criadero “Del Falucho” en Mendiolaza, donde se encuentran hoy los 26 perros. “Eran 26, no 28”, retrucó en diálogo con este diario.

Chacón aclaró que los perros no fueron cedidos. “Están equivocados, están acá temporalmente hasta que el agente fiscal compruebe que son propiedad de El Tano y se los pueda llevar. Es lo lógico, tienen pedigree, un valor económico importante y el dueño legítimo es él, nadie tiene derecho a quitárselos ni mucho menos regalarlos”. Finalmente, sentenció: “Ojalá la fiscalía decida pronto, porque no sólo estoy bancando a los perros; también al dueño, que no tiene a dónde ir”.