Dólar libre sin techo: en sólo ocho meses ya casi iguala la suba de todo 2013

0
146

0011452826

Con un nuevo valor histórico a $14,38 para la venta, el dólar libre avanzó un 44% en lo que va de 2014. El año pasado había subido un 48% y cerró en 10 pesos. La brecha cambiaria vuelve a estar arriba del 70 por ciento.

 

Desde que hace casi tres años el Gobierno instauró el cepo cambiario, el dólar libre no paró de superar barreras. En lo que va de 2014 ya saltó cuatro: pasó la barrera de los $11 el 15 de mayo, instalando así un nuevo piso. La divisa en el mercado informal superó los 12 pesos un mes más tarde. Y fue tan solo en agosto cuando superó dos barreras: la de los $13 y los $14 para la venta.

Pero más allá de estos saltos, las últimas jornadas parecen confirmar una frase que se viene repitiendo desde el año pasado, y las cifras terminan dándole la razón: “el dólar libre no tiene techo”. Con un nuevo valor histórico de $14,38para la venta, la divisa avanzó un 43,2% en lo que va del año y ya casi iguala la suba de todo 2013. Durante el año pasado, la divisa había comenzado en los $6,76 y finalizó en $10,04 el 30 de diciembre, cuando ya se comenzaba a hablar del “dólar Messi”.
El avance de la divisa en estos ocho primeros meses del año equivale a la suba de 2012, cuando avanzó un 44% y finalizó en 6,76 pesos para la venta, un valor muy lejano en estos tiempos. Si bien el dólar libre no reaccionó de forma inmediata cuando la Argentina entró en default “selectivo” el 30 de junio, la incertidumbre que genera este escenario explica gran parte de la suba: desde esa fecha hasta hoy, avanzó casi un 19% en el mercado informal.
“Es un evento de volatilidad que preocupa, pero no sorprende. Hay que estar preparado, porque esta suba se va a mantener y se va a profundizar”, dijo Maximiliano Castillo Carrillo, director de ACM Consultores, en diálogo conInfobae. El ex gerente de Análisis Macroeconómico del Banco Central (2005-2009) explicó que la evolución del dólar refleja la inconsistencia en la política fiscal: los gastos crecen más que los recursos y en este sentido, el deterioro fue progresivo en los últimos años.
Las últimas dos jornadas, el dólar libre aumentó en torno al 1,3% diario, mientras que el dólar oficial se quedó quieto en $8,48 para la venta, según el promedio de entidades bancarias del Banco Central (BCRA). La fuerte suba por un lado y la invariabilidad por el otro generó una nueva suba de la brecha cambiaria, que se ubica en 70% entre ambas cotizaciones. Operadores consultados por Infobae aseguraron que esta vez no hay una fuerte demanda empujando a la cotización, sino que el mercado se está moviendo por las expectativas.
Lorenzo Sigaut Gravina, economista jefe de Ecolatina, explicó que la suba del blue se debe a que las variables nominales crecen más en 2014 que en otros años. “La inflación anual es de un 40%, los salarios crecieron un 30% promedio y el dólar oficial crece a un ritmo nominal más alto, que empujan al dólar blue”, dijo a Infobae.
Verde obsesión
Con la escasez de dólares como telón de fondo, la Argentina deberá enfrentar vencimientos por u$s11.000 millones netos en el sector público nacional, que equivale a un 38% de las actuales reservas internacionales del Banco Central. Para Sigaut Gravina, el Gobierno mostró un plan a principio de año: realizó un ajuste, devaluó un 18% el dólar oficial y comenzó a dar señales de que buscaba financiamiento, por el acuerdo con el Club de París y el pago a Repsol por la expropiación de YPF. “Este camino se cerró y el mercado no sabe cómo se van a conseguir dólares”, agregó.
La evolución del contado con liquidación también marca una fuerte dolarización en 2014 por parte de los inversores y las empresas. Comenzó el año en $9 y hoy cotiza a casi 13 pesos, igualando la suba del 44% del dólar blue. Esta divisa se obtiene al dividir el precio en pesos de las acciones y bonos argentinos en la bolsa porteña por las cotizaciones en dólares de sus ADRs en Wall Street. Y el dólar bolsa también cerró al alza, con $13,75 por dólar, y superó el pico anterior del 3 de febrero, cuando había cerrado en 12,50 pesos.
Camilo Tiscornia, director de C&T Asesores Económicos, se remonta a los primeros años del kirchnerismo para explicar una de las mayores preocupaciones de los empresarios: la pérdida de competitividad. “Después de la salida de la convertibilidad, la competitividad había quedado en un nivel muy alto en 2005 y la Argentina se hizo barata en dólares. La pregunta de los inversores era cómo evitabas una baja del tipo de cambio, especificó el economista.
La inflación de dos dígitos hizo perder la ventaja competitiva, y de la mano de la devaluación, la expectativa de suba del dólar oficial se agrava. Según Tiscornia, la decisión del Banco Central de salir a vender u$s1.000 millones en el mercado de futuros fue correcta, porque en los “momentos de mayor turbulencia se debe calmar la divisa”, pero aseguró que pierde sentido porque no tiene poder de fuego -el BCRA tiene pocas reservas y continúan en caída- y “la suba del dólar blue no parece algo transitorio”.
Fuente: Infobae.com