Dos cordobeses, entre los más faltadores en el Congreso de la Nación

0
254

diputados_8_0

Carlos Caserio y Blanca Rossi, esta última con licencia por prescripción médica, no asistieron a cuatro de las siete sesiones de Diputados.

 

En la Cámara de Diputados de la Nación se llevan realizadas muy pocas sesiones en lo que va de este año, pero algunos diputados concurren en cuentagotas. El último informe sobre el presentismo de los diputados nacionales reveló que, entre los representantes cordobeses, el más faltador es Carlos Caserio, titular de la bancada de Unión por Córdoba. El delasotista, quien no pudo ser localizado por este medio para conocer el por qué de las inasistencias, tiene un récord. Sobre un total de siete sesiones, tres presencias y cuatro faltas, dos de ellas en uso de licencia.

Otra representante cordobesa con ausencias por encima de la media de sus pares de jurisdicción es Blanca Rossi, aunque en este caso sus cuatro faltazos están justificados, ya que solicitó licencia para tratarse de una afección cardíaca. “Más allá de tener un justificativo, me preocupa haber faltado esas sesiones”, afirmó “Blanquita”, como se la conocía cuando trabajaba en Cadena 3.

De los 257 legisladores, Caserio y Rossi encabezan el listado junto con el catamarqueño Eduardo Brizuela del Moral, quien también faltó en cuatro ocasiones (tres de ellas en uso de licencia).

En tanto, la radical Patricia de Ferrari completa el podio cordobés con más faltas: de siete encuentros participó de cinco.

El resto, de un total de 18 diputados por Córdoba, mostró una muy buena conducta, al menos en este rubro.

Sin margen para la falta K

Los kirchneristas Nora Bedano, Daniel Giacomino, Martín Gill y Mónica Gutiérrez tienen asistencia perfecta: siete sobre siete. La flamante renunciante del mismo bloque, Carolina Scotto, también tenía una performance para presumir en cuanto a presentismo. La excelente asistencia de los K está vinculada a que el Gobierno, tras las elecciones legislativas de 2013, quedó con un muy poco margen en ese cuerpo y precisa de cada voto para avanzar con sus iniciativas en el Congreso. Por caso, los más faltadores son los opositores. En cuatro meses, los representantes del pueblo en el Congreso Nacional sólo se reunieron en el pleno en ocho ocasiones. El informe en cuestión abarca hasta el 2 de julio.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior