El autor de la masacre, un reservista trastocado por el 11S

0
146

17/09/2013 | 11:14 El FBI lo identificó como Aaron Alexis, de 34 años. Había sido condecorado con las medallas “Global War on Terrorism Service” y la “National Defense Service”.

ARCHI_198359

Persiste la conmoción en Estados Unidos (Informe de Cynthia Zak)COMPARTIR
1 de 2
El FBI identificó a la víctima fatal sospechosa de haber comenzado el tiroteo como Aaron Alexis, de 34 años, oriundo de Queens, Nueva York, pero con domicilio en Forth Worth, Texas.

Más tarde, el FBI difundió dos fotos del rostro de Alexis, un joven afroamericano de ojos marrones que en las imágenes aparece con su cabeza totalmente rasurada.

Luego de conocerse el nombre y la cara de Alexis, la Policía de la ciudad de Seattle publicó un informe suyo de 2004, en el que relata que el joven afroamericano fue detenido ese año por disparar con una pistola automática a los neumáticos de un auto en plena calle.

Según el informe policial, reproducido por el diario The Washington Post, Alexis dijo a la policía que había tenido un “ataque de ira” y no recordaba nada. Durante el interrogatorio, contó que había estado “en el trágico suceso del 11 de septiembre de 2001” y que eso lo había dejado “perturbado”.

Más tarde, la policía de Seattle habló con el padre de Alexis y éste les relató que su hijo participó de las tareas de rescate posteriores al atentado contra las Torres Gemelas.

El Washington Post también destacó que Alexis había sido condecorado con las medallas “Global War on Terrorism Service” y la “National Defense Service” al mérito, y que cumplió como reservista de tiempo completo hasta 2011, cuando fue dado de baja por “episodios de mala conducta”.

El alcalde de Washington Gray agregó que las autoridades buscan a otro potencial “tirador” involucrado en el hecho, otro hombre afroamericano de entre 40 y 50 años de edad, con patillas canosas y que vestía un uniforme tipo militar color verde oliva.

Parada junto al alcalde, la jefa de la policía de Washington, Cathy Lanier, dijo que se desconocían las causas o razones de lo ocurrido, y agregó que la investigación quedó a cargo del FBI.

La policía de Washington dijo que un oficial de policía y un oficial de la base naval resultaron heridos, y Gray señaló que Alexis murió en un enfrentamiento con policías.

Una vocera del Washington Hospital Center dijo a medios locales que el centro recibió tres heridos de bala, entre ellos un policía y dos civiles.

Los tres -dos mujeres y un hombre- arribaron en “condiciones críticas” con heridas “severas” aunque permanecían conscientes.

El fuerte operativo que se desarrolló en los alrededores de las instalaciones para dar con los responsables, incluyó un gran movimiento de helicópteros, patrulleros, bomberos y grupos de oficiales de distintas fuerzas circulando por las calles, que permanecían cerradas al público.

El presidente Obama calificó el hecho como un “tiroteo masivo” ocurrido “en una instalación militar en la capital de nuestra nación” y afirmó que el mismo “será investigado a fondo”.

“Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para asegurarnos de que quien llevó adelante este acto cobarde sea responsable”, dijo Obama.

Se reaviva el debate sobre la portación de armas
La periodista colombiana Juliana Monsalve, del Noticiero Telemundo en Washington, dialogó conCadena 3 y expresó que “es preocupante pensar que en este país pareciera que se están acostumbrando a este tipo de matanzas”.

“La gente que vivía por esa zona estaba sorprendida”, apuntó la periodista que estuvo a pocas cuadras del lugar de la tragedia.

Asimismo, consideró que esta nueva tragedia reaviva el debate sobre la portación de armas en Estados Unidos.

“Algunos piensan que debe debatirse el desarme y otros piensan que no se trata de las armas sino de la salud mental”, indicó.

Por su parte, la corresponsal de Cadena 3 en Estados Unidos, Cynthia Zak, expresó que lo ocurrido “es una normalidad dentro del horror y la sorpresa”.

“Hay un debate constante sobre la portación de armas”, señaló.

Cabe recordar que la Asociación Nacional del Rifle defiende el derecho de los ciudadanos a portar armas.

“El ciudadano medio piensa que el Estado no puede intervenir en su decisión de comprar armas”, apuntó.

Zak señaló que “el chequeo de antecedentos psiquiátricos y psicológicos tiene que ser ley” y es un tema pendiente.

La Mesa de Café