El avión de Malaysia que cayó en Ucrania fue derribado por “un gran número de proyectiles”

0
182
Inspección. Un grupo de técnicos protegidos por patrullas rebeldes comienzan la investigación en el lugar donde cayeron los pedazos del Boeing de Malaysia Airlines abatido por un misil.
Inspección. Un grupo de técnicos protegidos por patrullas rebeldes comienzan la investigación en el lugar donde cayeron los pedazos del Boeing de Malaysia Airlines abatido por un misil.
Inspección. Un grupo de técnicos protegidos por patrullas rebeldes comienzan la investigación en el lugar donde cayeron los pedazos del Boeing de Malaysia Airlines abatido por un misil.

El Boeing del vuelo MH17 “estalló en el aire probablemente como resultado de un daño estructural”, afirma un primer informe elaborado por Holanda. Sobrevolaba una zona caliente por los combates entre Kiev y los prorrusos.

 

El avión de Malaysia Airlines que se estrelló a mediados de julio en el este de Ucrania fue abatido por “un gran número de proyectiles a gran velocidad”, que partieron el aparato “en pedazos”, detalló un primer informe sobre la tragedia aérea publicado hoy.

“El vuelo MH17 del Boeing 777-200, operado por Malaysia Airlines, estalló en el aire probablemente como resultado de un daño estructural, causado por un gran número de proyectiles a gran velocidad que entraron desde fuera del aparato”, dijo la Junta de Seguridad, que se encarga de determinar las causas de la tragedia, en un informe preliminar sobre el desastre que costó la vida a los 298 ocupantes.

El informe, publicado casi dos meses de la tragedia ocurrida el 17 de julio, aseguró también que al despegar de Amsterdam, el aparato con destino Kuala Lumpur llevaba una tripulación “calificada y experimentada”. Y destaca que “no había problemas técnicos”.

“Los primeros resultados de la investigación apuntan hacia una causa externa del accidente MH17”, señaló en un comunicado Tjibbe Joustra, presidente de la Junta de Seguridad.

El hecho de que el avión recibiera el impacto de esos proyectiles “explica el cese abrupto del registro de datos, la pérdida simultánea de contacto con el control aéreo y la desaparición del aparato de los radares”, de acuerdo con la investigación.

Ucrania sostuvo tras el accidente que el Boeing malasio había sido derribado por un misil tierra-aire disparado desde territorio bajo el control de los milicianos prorrusos, pero los rebeldes lo han negado. “Será necesario realizar más investigaciones para determinar la causa con mayor precisión”, continuó Joustra, quien confió en contar con más pruebas en los próximos meses y que el informe final esté disponible en el plazo de un año desde la fecha del accidente.

 

Fuente: Diario Clarín