El dramático testimonio de una de las embarazadas heridas en el asalto a un blindado en Moreno

0
235

“Las balas venían de todos lados, no se salvaba nadie”, afirmó Mónica Mancasola, con cinco meses de gestación. “Se me cruzaron mis hijas y mi bebé por la cabeza”, agregó. Dos de los lesionados están graves

 

Esta mañana, alrededor de las 9, un grupo de delincuentes intentó robar un camión blindado en la puerta de la sucursal del banco Supervielle ubicada en la calle Nemesio Álvarez al 200. Cuando el camión de caudales estacionó en la puerta de la entidad financiera, varios delincuentes armados aparecieron con fines de robo, pero todo terminó en un feroz tiroteo. Como consecuencia, 3 embarazadas, dos custodios y cinco clientes resultaron heridos.

Mónica Mancasola, embarazada de 5 meses que sufrió heridas de bala, brindó un desgarrador testimonio de cómo fue el momento del asalto: “Estaba esperando que abriera el banco y el custodio que estaba resguardando el camión de caudales grito ‘al piso, al piso’ y a partir de ahí fue una balacera y tiros por todos lados”. Además, agregó que “las balas venían de todos lados, rompieron los vidrios, no se salvaba nadie”.

Sobre su estado de salud, Mónica contó: “Me dispararon en la rodilla y en el pie. La astilla de la bala me pegó en el hueso y tengo que usar un protector”. Asimismo, explicó que ya la atendieron pero que “solamente tengo que esperar que me vea el ginecólogo” y afirmó: “Estoy bien, estoy nerviosa nada más”.

Acerca del momento del tiroteo, Mancasola explicó: “Solo recuerdo el ruido de las balas, más de 30 calculo. Se me cruzaron mis hijas y mi bebé por la cabeza, nada más”.  En tanto, detalló la potencia de los disparos: “Eran disparos fuertes, no se que rifles eran pero era impresionante como cruzaban las balas por al puerta principal y otra puerta. Atravesaban todo. Para mi fue largo, no paraba más”.

Por Marcos Shaw – mshaw@infobae.com