El Gobierno dice que aspira a discutir en serio con opositores

0
83

El ministro Randazzo advirtió que en el país “hay una estructura económica perversa”. Convocó a la oposición a debatir ese “tema histórico”.

Randazzo-

Por Agencia DyN

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, afirmó ayer que en Argentina “hay una estructura económica perversa” que genera incrementos desmedidos de precios, y llamó a “discutir seriamente” entre oficialismo y la oposición cómo resolver ese problema.

Asimismo, el dirigente socialista Héctor 
Polino informó que la canasta de alimentos que mensualmente 
releva la ONG Consumidores Libres se encareció en noviembre 2,21 por ciento y acumuló en lo que va del año una suba de 19,39 por ciento, mientras que el asesor económico del Frente Renovador, Ricardo Delgado, advirtió que habrá un “diciembre y enero con precios calientes”.

Por su parte, el diputado Alberto Asseff (Compromiso Federal) consideró que “cerrar por un año la Casa de la Moneda sería una señal antiinflacionaria”.

Incrementos sí, inflación no

En línea con el discurso del ministro de Economía, Axel Kicillof, Randazzo negó que exista inflación en el país, pero admitió que hay incrementos de precios y algunas cosas “no son baratas”. “La inflación en términos teóricos es el incremento generalizado de los precios y acá no todos los precios han aumentado”, alegó el funcionario nacional.

De todos modos, reconoció que uno de los temas más sensibles para resolver por el nuevo equipo económico “está vinculado a los incrementos de precios”, y aseguró: “Lo vamos a solucionar”.

“Hay incrementos de precios, sí. Yo acabo de hacer los mandados. Me fue bien, pero las cosas no son baratas. No es que yo vivo dentro de un tupper ”, manifestó en declaraciones a Radio Mitre. Randazzo sostuvo que lo hay que discutir seriamente en Argentina entre oficialismo y la oposición “es cómo resolveremos el tema de los precios, que es un tema histórico, no de este Gobierno. Es un tema recurrente”.

“Acá hay una estructura económica perversa en Argentina que sistemáticamente en los procesos económicos de crecimiento histórico de Argentina empieza a producir incrementos de precios”, reprochó.

Y acotó: “Yo sé hablar de precios, yo sé lo que valen las cosas. Tenemos un problema y lo vamos a solucionar”.

El funcionario advirtió en ese sentido que hay que discutir las cadenas de intermediación para ver “cuántos son los márgenes de ganancias”.

Al volver a hablar del saliente secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, consideró que “le tocó una difícil tarea en un país complicado, donde en realidad uno de los temas más sensibles a resolver precisamente está vinculado a los incrementos de precios”.

Por su parte, Delgado advirtió que la inflación seguirá alta porque no hay un plan integral, y estimó que la tasa anual inflacionaria “estará alrededor de 25 por ciento”.

“Tendremos un diciembre y un enero con precios calientes. Y eso será complicado. Pero no creo que la inflación suba como en una espiral”, evaluó el director de la consultora Analytica.

A su vez, el diputado Asseff planteó que se necesita una señal que restaure la confianza y propuso “el cierre por un año de la Casa de la Moneda”. “De ese modo, no podrán emitir billetes y deberemos arreglarnos con el circulante actual. Seguramente tendrán por fin que bajar el gasto público improductivo”, razonó.

Según el sondeo difundido por Polino, el valor de la harina encabezó el ranking de precios en el lapso enero-noviembre de 2013, con una suba de 88,85 por ciento, lo que, a su vez, impactó en el precio del kilo de pan común, que se ubicó en el segundo puesto con un alza de 70,49 por ciento. También el relevamiento de La Voz del Interior reflejó los aumentos.