El Gobierno emitió deuda por US$ 6000 millones para pagarle a Repsol por YPF

0
173

ypf-estatal-1859654w300

 

Con una resolución publicada hoy en el Boletín Oficial, la Casa Rosada oficializó la emisión y ampliación de bonos y de una Letra para sellar la expropiación de la petrolera.

 

El Gobierno oficializó hoy la emisión de duda por US$ 6000 millones para pagarle a la española Repsol la expropiación de la petrolera YPF.

A través de una resolución publicada en el Boletín Oficial -la 26/2014 de la Secretaría de Finanzas-, la Casa Rosada dispuso la ampliación de la emisión de cuatro bonos en dólares y la colocación de una Letra del Tesoro, también en la moneda estadounidense, para concretar el acuerdo con Repsol por la expropiación del 51% de las acciones que tenía en YPF.

La norma contempla la ampliación de la emisión de BONAR X por un monto de hasta US$ 800 millones, DISCOUNT 33 por US$ 1250 millones, BODEN 2015 por US$ 400 millones, BONAR 2024 por US$ 3550 millones y una Letra del Tesoro por US$ 150 millones, como contragarantía de la fianza solidaria a ser otorgada a Repsol correspondiente a los tres primeros servicios de intereses de los BONAR 2024.

El acuerdo de compensación, que también compromete a la petrolera española a retirar todas las demandas planteadas contra la Argentina ante tribunales nacionales e internacionales, fue aprobado el pasado 24 de abril por el Congreso.

El equipo negociador de Repsol -encabezado por el director general, Nemesio Fernández Cuesta- firmará hoy la paz definitiva en Buenos Aires con el ministro de Economía, Axel Kicillof, y otros funcionarios del Gobierno.

Los enviados de Repsol se llevarán el paquete de deuda pública por un valor nominal de US$ 5900 millones, con tasas de interés que van de 7 a 8,75%. La cifra final surge de sumar los 5000 millones acordados como valor del 51% de las acciones de YPF que el Gobierno expropió a los españoles, más 500 millones por intereses capitalizados que incluye uno de los títulos y un adicional cercano a 400 millones que cubrirá la depreciación que sufre la deuda soberana argentina en los mercados.

Ese plus había sido incluido en el acuerdo alcanzado a fines de febrero como una garantía extraordinaria para destrabar las negociaciones. La petrolera española quedará liberada para monetizar en el mercado los bonos, y sólo cuando ingrese en caja un mínimo de US$ 4670 millones se considerará saldada la deuda de la Argentina. Otra garantía inusual que firmó el Gobierno.

 

Fuente: Diario La Nación