El Monserrat y el Belgrano van divididos a los paros

0
187

En una de las escuelas preuniversitarias publicaron en Internet los nombres de los profesores que darán clases. De todos modos, se especula que el acatamiento será importante.

Educacion_1

Por Redacción LAVOZ

Los docentes de las escuelas preuniversitarias de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) inician hoy una huelga de 48 horas.

El Colegio Nacional de Monserrat y la Escuela Superior de Comercio Manuel Belgrano confrontarán hoy y mañana las dos bibliotecas que tienen los profesores sobre el deterioro de sus salarios.

Mientras la actual conducción de Adiuc, el gremio docente universitario, se desentendió de esta medida de fuerza, los docentes del Belgrano y el Monserrat se escudarán en la huelga decretada por Conadu Histórica a nivel nacional.

Las asambleas de profesores realizadas esta semana en los colegios preuniversitarios de la UNC arrojaron amplías mayorías en favor de la realización de los paros. No obstante, la dirección de la Escuela Manuel Belgrano colgó en su página web una grilla con profesores que sí están dispuestos a dar clases hoy y mañana.

Eduardo Patiño, delegado docente del Belgrano, resumió las causas de esta huelga: “El contrato de la paritaria se terminó cuando el Gobierno (nacional) demostró que no puede frenar la inflación. El acuerdo extendido de 16 meses que celebró la Conadu ya no tiene vigencia, pero se ve que no quiere reclamarle al actual Gobierno nacional”.

El acuerdo al que hace referencia Patiño se firmó a principios del año pasado. Incluyó un 31,5 por ciento de aumento, repartido a lo largo de 16 meses –ese plazo expira en julio de este año.

La expectativa es que el paro tenga un acatamiento importante, sumado a que, como suele ocurre siempre, los padres no enviarán a sus niños a los colegios.

La semana que viene, las asambleas de las dos escuelas decidirán si acatan los paros previstos para el 8 y 9 de abril.

Intervención

Adiuc rechazó la decisión de ir a una huelga, sobre todo porque consideran que se trata de la “intervención” de una federación a la que no adhiere.

Concretamente, Adiuc adscribe a Conadu, mientras que el paro fue decretado por Conadu Histórica. Ambas federaciones son antagonistas: la primera está sindicada como más cercana a la administración kirchnerista y la segunda es claramente opositora.

Aun así, Adiuc, en la reciente jornada en defensa del salario, expresó su demanda “por una urgente recomposición del salario frente al impacto del proceso inflacionario registrado desde enero”.

Y en tal sentido, expresó en un comunicado: “Estamos convencidos de que es necesario lograr una recomposición del salario inmediata, para todos los docentes universitarios de todo el país. Por eso estaremos presentes en la asamblea general de afiliados de Adiuc el lunes 31 de marzo, junto al resto de los compañeros docentes de la Universidad, para acordar un plan de lucha que nos permita avanzar en la conquista de más derechos”.

El titular de Adiuc, Pablo Carro, no descartó la posibilidad de que también se decreten huelgas para reclamar por una recomposición salarial.

Carro dijo que las medidas de fuerza no pueden convertirse sólo “en una herramienta de deterioro de la calidad del trabajo de los docentes, que repercute también en la calidad de la enseñanza”.

Mientras tanto, Conadu Histórica pide: apertura de paritarias para la negociación salarial; recomposición del poder adquisitivo del salario de los docentes, acorde a los porcentajes de devaluación e inflación de los primeros meses de 2014; actualización periódica de los salarios en base a la inflación real; eliminación del impuesto a las ganancias sobre los salarios de los trabajadores; convenio colectivo de trabajo, entre otros puntos.