El papa Francisco encabezó la Misa de Ramos en el Vaticano y dio inicio a la Semana Santa

0
180

La celebración religiosa fue en la Plaza de San Pedro, donde los fieles recibieron al Pontífice agitando ramas de olivos

0010893108

El papa Francisco inauguró este domingo los ritos de la Semana Santa en Roma con la misa del Domingo de Ramos, jornada en la que la Iglesia conmemora la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén.

El Sumo Pontífice ingresó en la Plaza de San Pedro, previsiblemente, entre ramas de olivos y palmas, que portaban los miles de fieles que se acercaron a escuchar la homilía.
 
Es el inicio de la fiesta cristiana que, a lo largo de la próxima semana y con diversos actos litúrgicos, conmemorará la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret.
“Todo el pueblo recibe, canta y alaba a Jesús. Pero esta semana va adelante del misterio de la muerte y de la resurrección. Hemos escuchado la pasión del Señor. Solamente nos hará bien hacernos una pregunta: ¿Quién soy yo? ¿Quién soy yo frente a Jesús que entra de fiesta en Jerusalén?”, preguntó el Papa al comenzar.
“¿Soy capaz de expresar mi alegría, de alabarlo? ¿O tomo distancia? ¿Quién soy yo frente a Jesús que sufre?Hemos sentido un nombre: Judas. Treinta monedas. ¿Soy yo como Judas? Hemos sentido otros nombres: los discípulos, que no entendían nada. Que se dormían mientras el Señor sufría. ¿Mi vida está adormecida?”, indagó.
“¿Soy como los discípulos que no entendían? ¿O, quizás, traiciono a Jesús como ese discípulo que quería solucionar todo con al espada? ¿Soy yo como ellos? ¿Soy yo como Judas que hace parecer que ama a Jesús y lo besa para traicionarlo? ¿Soy yo traidor?”.
Luego, continuó: “¿Soy yo como aquellos dirigentes que, rápidamente, arman el tribunal y buscan falsos testimonios? ¿Soy yo como ellos? Cuando hago estas cosas, si es que las hago, ¿creo que así estoy salvando al pueblo? ¿Soy yo como Poncio Pilatos? ¿Cuando veo que la situación se pone difícil me lavo las manos y no sé asumir mi responsabilidad y dejo condenar, o condeno yo a las personas?”.
“¿Soy yo como aquella multitud que no sabía bien si estaba en un reunión religiosa, en un juicio o en un circo y elige a Barrabás? ¿Soy yo como los soldados que escupen, insultan, golpean al Señor? Se divierten con su humillación.  ¿Soy yo como José, el discípulo escondido que carga el cuerpo de Jesús con amor para darle sepultura? ¿Soy como estas dos Marías, que permanecen en la puerta del sepulcro llorando, rezando?¿Dónde está mi corazón? ¿A cuál de estas personas me asemejo? Que esta pregunta nos acompañe durante toda la semana”, finalizó el Pontífice.
El papa Francisco celebrará el próximo jueves 17 de abril, Jueves Santo, una misa Crismal en la Basílica de San Pedro del Vaticano y, posteriormente, presidirá la homilía de la Santa Cena del Señor, en la que lavará los pies de doce internos del Centro Santa María de la Providencia, dedicado a la atención de ancianos y discapacitados.
El Viernes Santo, el pontífice oficiará la celebración de la Pasión del Señor en la Capilla Papal de la Basílica de San Pedro y dirigirá la tradicional procesión del Vía Crucis en el Coliseo de Roma.
 
El Papa presidirá, el 19 de abril, la Vigilia pascual previa al Domingo de Resurrección en la Basílica de San Pedro.
Y por último, el 20 de abril, el día de Pascua, Francisco ofrecerá una misa en la Capilla Papal de San Pedro del Vaticano, para rememorar la resurrección de Jesús al tercer día después de haber sido crucificado, y repartirá la tradicional bendición “Urbi et Orbe” desde el balcón central de la Basílica vaticana.