El papa Francisco relevó al jefe de su custodia por «estricto»

0
238

El Pontífice despidió al comandante de la Guardia Suiza, Daniel Rudolf Anrig. L’Osservatore Romano anunció que ya hay reemplazo

0011915822

«El Santo Padre ha dispuesto que el coronel Daniel Rudolf Anrig, comandante de la Guardia Suiza Pontificia, termine su desempeño el 31 de enero de 2015, al final de la prórroga concedida después del fin de su mandato quinquenal», señala L’Osservatore Romano.

Según la agencia francesa de información vaticana Imedia, el sustituto podría ser el actual vicecomandante, Christoph Graf, que llegó hace 27 años al cuerpo de guardia vaticano como alabardero. El sitio francés difundió que algunos guardias suizos «han puesto en evidencia que el comandante Anrig era demasiado estricto».

Sin embargo, para el periódico italiano Lettera, la decisión del Pontífice estaría ligada a dar una connotación menos militar al cuerpo de la Guardia Suiza.

LEA MÁS: Francisco: «La esclavitud moderna es un crimen de lesa humanidad»

LEA MÁS: Francisco llamó a los líderes musulmanes de todo el mundo a condenar el terrorismo

LEA MÁS: El Papa explicó qué es el cielo

La Guardia Suiza fue creada un año después de que en 1505 Julio II negociara con algunos cantones helvéticos el envío de voluntarios para formar un contingente estable en Roma, como guardia personal y de su residencia.

Fue diezmada en 1527 tras el Sacco di Roma, o saqueo al que las tropas del emperador Carlos V sometieron al Vaticano para dar a Clemente VI «un escarmiento» por su política profrancesa. El Pontífice se salvó al refugiarse en el castillo Sant’Angelo, pero 147 guardias perecieron en su defensa.

Pablo III volvió a formarla en 1548 con un efectivo de 225 hombres, uno de cuyos destacamentos fue enviado por Pio V a combatir contra los turcos en Lepanto.

Sus soldados tienen que ser oriundos de algún cantón suizo, católicos, solteros, de entre 20 y 30 años y con una altura mínima de 174 centímetros.

La duración mínima de servicio es de dos años. Los gastos de alojamiento, manutención y asistencia médica corren por cuenta de la Santa Sede.

Encargados de la seguridad del Pontífice, el uniforme multicolor que visten en las ocasiones de gala se inspira en los tiempos de Miguel Angel, aunque fue creado en 1915.