Es ley el registro nacional de datos genéticos de violadores

0
129
Madre del Dolor. Isabel Yaconis, en las vías del ferrocarril en Núñez, donde hace diez años mataron a su hija Lucila en un intento de violación./ARCHIVO
Madre del Dolor. Isabel Yaconis, en las vías del ferrocarril en Núñez, donde hace diez años mataron a su hija Lucila en un intento de violación./ARCHIVO
Madre del Dolor. Isabel Yaconis, en las vías del ferrocarril en Núñez, donde hace diez años mataron a su hija Lucila en un intento de violación./ARCHIVO
Sólo podrán acceder a esa información jueces y fiscales que investiguen abusos sexuales.

 

 

 

 

 

 

Un año y diez meses después de que lo aprobara el Senado, la Cámara de Diputados convirtió ayer en ley la creación del Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a delitos contra la identidad sexual. En la sesión surgieron algunas disidencias y se plantearon discusiones entre oficialistas y opositores sobre la demora en el tratamiento, aunque en la votación hubo 212 votos positivos y uno negativo. El Gobierno reflotó el proyecto unas horas después de conocerse el crimen de Angeles Rawson, aunque luego las pericias confirmaron que no había sido violada.

El registro dependerá del Ministerio de Justicia y tendrá como “fin exclusivo facilitar el esclarecimiento de los hechos que sean objeto de una investigación judicial en materia penal vinculada a la integridad sexual ”, según el texto.

Almacenará y sistematizará la información genética “asociada a una muestra o evidencia biológica que hubiere sido obtenida en el curso de una investigación criminal (habrá una “sección especial” destinada a autores no individualizados) y de “toda persona condenada con sentencia firme” por delitos sexuales, junto con los datos y las fotos de los atacantes.

Los datos serán considerados “sensibles y de carácter reservado” –sólo podrán acceder fiscales y jueces en el marco de una causa– y los exámenes genéticos se harán en laboratorios “debidamente acreditados” por el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

La información será dada de baja a los 100 años.

“Las organizaciones convencieron a la Presidenta en cinco minutos y ella ordenó avanzar con este instrumento. Madres y padres del dolor saben que fueron los opositores quienes lo frenaron”, aseguró ayer la kirchnerista Diana Conti.

El ministro de Justicia, Julio Alak, y el senador Aníbal Fernández habían pedido apurar el proyecto cuando apareció el cuerpo de Angeles Rawson (16) en una planta de tratamiento de residuos y se creía que había sido violada.

“Si el oficialismo debate e impone votaciones en diez días, ¿por qué no lo trató? La duda la tenían todos los bloques, pero con el caso de Angeles salimos corriendo a tratar leyes”, replicó al rato la radical María Luisa Storani.

También se discutió la eficacia que tendrá el registro y la afectación al derecho a la intimidad de las personas. “Es poco serio. ¿Cómo puede ser que la única respuesta para una política criminal sea la ley penal? Defendemos a las víctimas, pero también el principio de inocencia. ¿Quiénes son los que llenan las cárceles? Los pobres. No vamos a defender mejor a las mujeres con esta ley”, planteó Liliana Parada, de Unidad Popular.

“En otros países no sirvió para un mayor grado de condenas ni como herramienta disuasoria. Más del 71% de las agresiones son de conocidos, familiares, esposos, novios, amigos, compañeros de trabajo”, argumentó Marcela Rodríguez (Democracia Igualitaria y Participativa), la única que votó en contra.

El salteño Alfredo Olmedo generó polémica: “ El violador tiene que estar castrado. A los que se ríen quisiera preguntarles qué harían si le pasa a alguien de su familia ”. Algunas integrantes de Madres del Dolor y otras ONG aplaudieron su discurso desde las gradas, y luego celebraron la sanción de la ley.

 

Fuente: Diario Clarín