España, otra víctima de masivo espionaje

0
86

El gobiernode Rajoy reclamó al embajador de Estados Unidos tras conocerse intervención de más de 60 millones de comunicaciones.

Espionaje-en-Espana-

Por Agencias Télam, EFE y AP

El gobierno que encabeza el conservador Mariano Rajoy exigió ayer ante el embajador de Estados Unidos conocer el alcance del espionaje realizado por la Inteligencia norteamericana en España, tras advertir que esas prácticas son “inaceptables” entre socios y pueden romper el ya lesionado “clima de confianza”.

Estados Unidos reconoció la “preocupación” por la divulgación “no autorizada” de información clasificada, pero alegó que su espionaje ha jugado “un papel primordial” para la seguridad, tanto para sus intereses como los de sus aliados, entre ellos España.

El embajador de Estados Unidos en Madrid, James Costos, acudió al Ministerio de Relaciones Exteriores español convocado por el Ejecutivo de Rajoy para dar explicaciones sobre el caso masivo de espionaje, que habría afectado a 35 líderes mundiales.

La reunión se produjo tras la publicación de nueva documentación secreta del extécnico de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) Edward Snowden, la cual revela que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense espió 60 millones y medio de llamadas en España en sólo un mes, entre diciembre de 2012 y enero de este año.

Antes, otras informaciones periodísticas señalaron que Estados Unidos no sólo rastreó millones de llamadas, SMS y correos electrónicos de ciudadanos españoles, sino que espió a dirigentes políticos y miembros del gobierno.

Al término del encuentro con el diplomático estadounidense, el Ministerio de Exteriores español emitió un comunicado en el que reiteró “su preocupación por las informaciones aparecidas en los medios de comunicación en los últimos días”.

Asimismo, advirtió de la necesidad de mantener un “equilibrio entre seguridad y la defensa de la privacidad e intimidad de las comunicaciones”, como establece la ley española.

“España transmitió a Estados Unidos la importancia de preservar el clima de confianza que rige en las relaciones bilaterales y de conocer el alcance de unas prácticas que, de ser ciertas, son impropias e inaceptables entre socios y países amigos”, expresó la nota.

El embajador Costos fue recibido durante unos 40 minutos por el secretario de Estado para la Unión Europea (UE), Iñigo Méndez de Vigo, y el director adjunto para América del Norte, Asia y Pacífico, Ernesto de Zulueta, ya que el ministro de Exteriores español, José Manuel García Margallo, estaba de visita en Polonia.

Rajoy anunció el viernes pasado desde Bruselas que había ordenado convocar al embajador estadounidense para recabar información sobre el supuesto espionaje, aunque precisó que no tenía “constancia” de que se haya espiado a políticos españoles. De hecho, el jefe de la diplomacia española reiteró desde Varsovia que “de confirmarse el espionaje”, podría suponer una “ruptura del clima de confianza” entre ambos países.

El espionaje a España está registrado en un gráfico de barras que, bajo el títuloSpain-last 30 days (España-últimos 30 días), muestra el flujo diario de llamadas entre el 10 de diciembre de 2012 y el 8 de enero de este año, reveló ayer el diario 
El Mundo , que tuvo acceso exclusivo a la información.

El espionaje de la NSA incluye la intromisión en informaciones de carácter personal a través del navegador de Internet, el correo electrónico y las redes sociales como Facebook o Twitter.

Cameron, “orgulloso”

El primer ministro británico, David Cameron, afirmó ayer ante el Parlamento que el país debe sentirse “orgulloso” de las actividades de sus servicios de Inteligencia. Cameron defendió a los “héroes y heroínas silenciosos” que trabajan de espías.