Este año, Córdoba cedería a la Anses $ 6.160 millones

0
100

Son recursos que se resignan de la coparticipación federal. Los aportes provinciales crecerían este año 33% más. Los datos surgen de un análisis privado.

Mientras la denuncia de la Caja de Jubilaciones contra la Nación espera en la Corte Suprema de Justicia, Córdoba terminará este año cediendo 6.160 millones de pesos a favor de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ver gráfico con las cifras).

El cálculo surge de un análisis realizado por los economistas Marcelo Capello, Gustavo Diarte y Gerardo García Oro, integrantes del Ieral de la Fundación Mediterránea.

El trabajo demuestra que el superávit de la Anses “se explica por los recursos tributarios que se detraen del Tesoro Nacional y de las provincias”.

La resignación de fondos de los estados federales llega a través de la coparticipación y este año treparía a 72 mil millones de pesos, lo que marcaría un alza de 33,3 por ciento en comparación con 2012.

El mapa de los aportes ubica a Buenos Aires como la principal fuente, con 15.231 millones de pesos para este año.

Un escalón más abajo aparece Santa Fe, con 6.200 millones; y luego Córdoba, con 6.160 millones de pesos.

Estas últimas provincias tienen un denominador común: han judicializado sus reclamos por fondos previsionales.

Santa Fe cargó directamente contra las detracciones surgidas del Pacto Fiscal de 1992, demanda sobre la cual la Corte no se ha pronunciado.

Córdoba, en tanto, si bien renunció de manera unilateral a ese acuerdo, aún no plasmó un litigio específico. En cambio, sí presentó una denuncia, acompañada por un recurso de amparo, por los giros que Anses no le realizó en 2011, por casi 1.040 millones de pesos.

Semanas atrás, el secretario de Previsión Social, Osvaldo Giordano, calculó que si se consideran todos los meses sin transferencias nacionales desde enero de 2011, la deuda potencial de la Nación sube a 4.500 millones.

Relevancia. El informe del Ieral indica que el ducto impositivo explica el 37 por ciento de los ingresos que la Anses obtuvo durante 2012.

Y apunta que las detracciones a la coparticipación federal insumieron el equivalente al 4,4 por ciento de producto interno bruto (PIB) entre abril de 2012 y marzo pasado. Casi 60 por ciento de esos recursos vino por el lado de las provincias.

Con fondos de ese calibre, la Anses exhibió un superávit financiero que el año pasado equivalía al 1,1 por ciento de PIB. Pero sin los recursos que resignan los gobernadores, el organismo previsional hubiera tenido un déficit de 3,4 por ciento del PIB.

Parte de ese desequilibrio también se explica por la relación activo/pasivo del sistema nacional (1,7 aportantes por cada jubilado) y por los gastos o prestaciones no previsionales a cargo de la Anses.

Otro de los ejes del estudio que encaró el Ieral es la evolución del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que se formó con los recursos que antes estaban en manos de las administradoras privadas (AFJP).

Desde diciembre de 2008, ese fondo creció 234 por ciento en términos nominales, pero su fortaleza ha caído: alcanza para cubrir 11 meses de jubilaciones, cuando en 2009 equivalía a 16 meses.

Si bien no hay datos oficiales, desde mayo, tanto la Anses como el Banco Central se habrían desprendido de alrededor de 20 por ciento de títulos para frenar la fuga de dólares.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior