Este año, Córdoba cedió a la Nación $ 8.630 millones

0
81

Representan el 26% del gasto total presupuestado por la administración general provincial. Será tema de reunión  entre De la Sota y Capitanich.

Por Redacción LAVOZ

El gobernador José Manuel de la Sota con el jefe del Gabinete nacional, Jorge Capitanich, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) calculó que este año la Provincia resignará 8.630 millones de pesos en diferentes recursos que quedan en manos de la Nación y de la Anses.

Será la primera vez que De la Sota arribe a la Casa Rosada luego de su distanciamiento con el Gobierno nacional y tras los saqueos e incidentes de la semana última luego del acuartelamiento de la Policía provincial, cuando reanudó sus críticas porque no le enviaron gendarmes de apoyo.

El gobernador ya adelantó que reclamará “lo que la Nación le debe a Córdoba”. Y en este punto, el Iaraf, dirigido por el economista Nadin Argañaraz enumeró en un informe difundido ayer que Córdoba, al igual que otras jurisdicciones, resigna recursos que quedan en manos de la Nación y de la Anses. En la cuenta se suma lo cedido por el Gobierno provincial en materia de financiamiento a la seguridad social, coparticipación del impuesto a las Ganancias por el desplazamiento de base imponible que provocan los derechos de exportación y por el hecho que del Impuesto al Cheque sólo llega a las provincias un 15 por ciento de la recaudación. Así se llega a una cifra de 8.630 millones de pesos para este año 2013 (se aclara que es una resignación neta del Fondo Federal Solidario, que el gobierno provincial recibe por las retenciones agropecuarias).

Ese monto, compara el Iaraf, equivale a la construcción de 227.364 viviendas sociales y a 6.139 kilómetros de autopistas.

Para poner en contexto la magnitud y relevancia de las resignaciones netas totales de Córdoba durante este año 2013, el instituto económico menciona que representan el 26 por ciento del gasto total presupuestado por la administración general provincial. Medidas de otro modo, equivalen al 50 por ciento del gasto total en personal para el año o, alternativamente, al 75 por ciento de los ingresos tributarios propios que se estiman para el año completo (unas tres cuartas partes de la recaudación propia provincial).

“Esto permite obtener una idea clara del esfuerzo fiscal que representan cada año estos recursos no percibidos para el Gobierno provincial y sus contribuyentes”, dice el trabajo.

Retenciones sojeras

Más allá de la resignación del Gobierno provincial, se resalta que la jurisdicción Córdoba es claramente un aportante neto a las retenciones sojeras.

En Córdoba se genera cerca de un 30 por ciento de la producción de este complejo, de manera que –teniendo en cuenta que cada año desde 2009 la recaudación de derechos de exportación tomó valores promedio de 25 mil millones de pesos–, la contribución anual provincial a la recaudación de las retenciones sojeras es de 7.100 millones los cuales, netos de los 600 millones que recibe en promedio anual por FFS (Fondo Federal Solidario), configuran un aporte neto anual de unos 6.500 millones de pesos.

Sustitución de recursos

Dado que las resignaciones de recursos tienen varios años de vida, la Provincia y el resto de jurisdicciones fueron acomodando sus cuentas a esta situación, independientemente de los reclamos legales que se vienen realizando, como por ejemplo con la precoparticipación del 15 por ciento para la seguridad 
social.

Pero a Córdoba se le sumó el hecho de que la Nación dejó de enviar los fondos para financiar el déficit de la Caja de Jubilaciones desde el año 2011. El impacto de esta decisión, anota el Iaraf, es claramente distinto al de las resignaciones, ya que como Gobierno provincial hay un gasto de jubilaciones que honrar mes a mes.

Esto exigió generar recursos contantes y sonantes para asistir a la Caja de Jubilaciones. Se requirió una reforma donde los jubilados provinciales debieron financiar una parte y el Gobierno provincial tiene que aportar el resto.

La deuda que se gesta por la suspensión del acuerdo por parte del Gobierno nacional crece mes a mes y achica los márgenes de acción en otros ambitos. En este contexto es valorable que la Provincia mantenga un alto ahorro corriente, y además un importante superávit primario y fiscal, dice el Iaraf.

La suspension desde 2011 del acuerdo por medio del cual se financiaba el déficit de la Caja de Jubilaciones provincial, acumula en todo el período unos 6.000 millones de pesos, cifra equivalente a tres meses de masa salarial neta, aproximadamente, agrega.

Según el Iaraf, uno de los ejes del debate actual es la posible eliminación de uno de los componentes del financiamiento tributario de la seguridad social (el 15 por ciento de la precoparticipación). La provincia de Córdoba resignó por este concepto desde 2003 el equivalente a 23 mil millones de pesos.