Estiman para 2015 un fuerte ajuste en la industria automotriz

0
203
2015. Estiman ajustes en la industria automotriz.
2015. Estiman ajustes en la industria automotriz.
2015. Estiman ajustes en la industria automotriz.

Fiat le comunicó a Italcar que dejará de integrar su red de concesionarias desde octubre del año próximo. El mercado caería casi a la mitad de lo vendido en 2013.

 

Fiat Auto Argentina empezó a tomar previsiones en vistas a que el año próximo las ventas en el mercado interno seguirían cayendo.

La primera decisión fue comunicarle a Italcar, que tiene puntos de venta en Córdoba y La Plata, que desde octubre de 2015 dejará de pertenecer a su red de concesionarios. La firma es parte del Grupo Galia, del empresario Ricardo Salomé, uno de los vicepresidentes de la Asociación de Concesionarios Automotores de la República Argentina (Acara).

La decisión está basada en la idea de que, si no se modifica el escenario macroeconómico, este año las ventas en el mercado automotor argentino rondarían las 700 mil unidades y que en 2015 bajarían aún más, se venderían de 550 mil a 600 mil unidades.

Fuentes conocedoras de la industria automotriz confiaron a este medio que Fiat se quedaría con Motcor y Turín, ya que tres concesionarias en Córdoba son “demasiado para un mercado que va a quedar mucho más pequeño que el millón de autos prometido”.

Tanto la presidenta Cristina Fernández como su ministra de Industria, Débora Giorgi, aseguraron varias veces que el objetivo era lograr que mercado automotor argentino llegara a ventas de un millón de vehículos; y de hecho, casi lo logra, ya que el año pasado se patentaron 950 mil unidades, de los cuales casi 50 mil fueron camiones.

Proyecciones más objetivas parecen confirmar las previsiones de la automotriz italiana. La consultora Abeceb.com estima que este año se venderán 685 mil unidades, 28,3 por ciento menos que en 2013, y el año próximo el mercado de unidades nuevas descendería un escalón más, a 630 mil unidades, ocho por ciento menos que este año.

Con este escenario, asegura la fuente, no sería de extrañar que Fiat Auto extienda esta decisión a alguna otra concesionaria del resto del país.

Por lo pronto, la medida desató una fuerte reacción del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata). Su titular, Ricardo Pignanelli, puso el miércoles en alerta y movilización al gremio ya que, asegura, están en peligro más de 400 puestos de trabajo sólo en el caso de Italcar.

Por su parte, fuentes de la concesionaria, que pidieron reserva del nombre, aseguraron que confían en la posibilidad de negociar con la terminal automotriz un esquema que permita dar marcha atrás con la decisión. En esta negociación, podría tomar parte la Nación.

El titular de Fiat Auto, Cristiano Rattazzi, mantuvo tensas discusiones con el Gobierno porque no le habilitan dólares para pagar la importación de componentes.

El Gobierno presentó ayer el Procreauto II, la segunda etapa del programa de créditos para incentivar las ventas de vehículos nuevos.

Fiat no participará, ya que no puede asegurar la entrega de vehículos exigida por el programa. Lo cierto es que el grupo italiano ha decidido priorizar sus exportaciones: el 80 por ciento de las 10 mil unidades por mes que fabrica en Ferreyra están destinadas a Brasil. Si Fiat desvía vehículos al mercado interno, dejará de generar saldo positivo en su propia balanza comercial y, por lo tanto, dejará de generar dólares para poder importar autopartes.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior