Francisco apoyó la intervención en Irak: “Donde hay una agresión injusta, es lícito detener al agresor”

0
181

0011425128

Elogió los esfuerzos para contener a los terroristas, pero se opuso al uso de la violencia: “Subrayo el verbo detener, no bombardear o hacer la guerra”.

 

El papa Francisco se refirió a los problemas que se viven en Irak y destacó los esfuerzos de los Estados Unidos para contener a los terroristas: “Allí donde hay una agresión injusta sólo puedo decir que es lícito detener al agresor injusto“.

De inmediato, el líder de la Iglesia explicó que eso no quiere decir que esté de acuerdo con desatar un conflicto armado: “Subrayo el verbo detener, no bombardear o hacer la guerra. Los medios deben ser evaluados“.

El Pontífice, que ha enviado como emisario al norte de Irak al cardenal Filoni, aseguró que “una sola nación no puede juzgar cómo se detiene una agresión”. “Después de la Segunda Guerra Mundial esto es un deber de Naciones Unidas”, señaló.

¿La oración por la paz con Mahmoud Abbas y Shimon Peres fue un fracaso?

Francisco sostuvo que la oración que promovió con el líder de la Autoridad Palestina y ex presidente de Israel en el Vaticano no fue un fracaso, a pesar del reinicio de los enfrentamientos en la Franja de Gaza.

“Estos dos hombres son hombres de paz, son hombres que creen en Dios y que han vivido muchas cosas feas, y están convencidos de que la única vía para resolver los problemas es la de la negociación, del diálogo, de la paz. ¿Fue un fracaso? Yo creo que la puerta está abierta. La paz es un don de Dios, que se merece nuestro trabajo, pero es un don”, consideró.

“Ahora, el humo de las bombas y de las guerras no dejan ver esa puerta, pero la puerta permaneció allí, abierta, desde aquel momento”, agregó.

Persecución religiosa

El Papa habló también de los cristianos en Irak, donde, al igual que otras etnias minoritarias, son perseguidos por los yihadistas del Estado Islámico, y afirmó que está “disponible” para ir al país árabe “si es necesario”.

Según explicó a la prensa en el avión de regreso de Seúl a Roma, había pensado en ir al Kurdistán iraquí para dar su apoyo directamente a las poblaciones cristianas y otras comunidades asediadas por los extremistas islámicos.

Pero añadió que se lo desaconsejaron, ya que no “era lo mejor en estos momentos”, y por ello decidió mandar al cardenal Fernando Filoni. No obstante, aseguró que está dispuesto a viajar a esa zona para dar su apoyo a los que sufren. “Hay cristianos mártires, pero también hombres y mujeres que sufren y no sólo los cristianos, y todos somos iguales ante Dios”, destacó.

¿Visita papal a China?

El Papa manifestó su deseo de viajar a China, pero advirtió que la Iglesia católica en ese país debe gozar de “libertad de acción”. “¿Que si quiero ir a China? ¡Pero claro! ¡Mañana! Nosotros respetamos al pueblo chino. La Iglesia pidió solamente la libertad para su ministerio, para su trabajo. Ninguna otra condición”, declaró antes de abandonar Corea del Sur.

“Cuando, a la ida, estábamos por volar a través del espacio aéreo chino, fui a la cabina y uno de los pilotos me mostró un registro y me explicó que solo faltaban diez minutos para entrar al espacio aéreo chino y que teníamos que pedir la autorización. Después me despedí de los pilotos y volví a sentarme y recé tanto, por ese hermoso pueblo chino: un pueblo sabio”, contó Francisco.

 

Fuente: Infobae.com