Francisco partió hacia Aparecida, el mayor santuario de la Virgen en Brasil

0
220
Preparativos. El santuario de Nuestra Señora de Aparecida era ayer acondicionado para recibir al Papa.
Preparativos. El santuario de Nuestra Señora de Aparecida era ayer acondicionado para recibir al Papa.
Preparativos. El santuario de Nuestra Señora de Aparecida era ayer acondicionado para recibir al Papa.
Dará una misa para más de un cuarto de millón de personas, entre las que estarán adentro y afuera de la Basílica. En ese lugar, los obispos de la región emitieron en 2007 un documento que hace un duro análisis de la política latinoamericana.

 

El Papa Francisco salió a las 7:45 de la residencia de Sumaré para ir en auto hasta el aeropuerto del Galeao y, desde allí, en avión hasta la localidad de Aparecida, donde está el mayor santuario brasileño dedicado a la Virgen y desde donde oficiará una misa a la que se espera que asistan más de un cuarto de millón de personas, entre las que ingresarán a la Basílica y las que seguirán el oficio desde afuera, a través de pantallas gigantes.

El hoy Papa Francisco ya había estado en el Santuario de Nossa Senhora Aparecida, en el Estado de San Pablo, en 2007, cuando todavía era el cardenal Jorge Bergoglio y coordinó un documento episcopal que se señala como uno de los pilares para su papado. Son 268 páginas en las que la Iglesia hace una crítica sobre su estado y un duro diagnóstico sobre la política y economía de los países latinoamericanos. Francisco le entregó una copia a Cristina Fernández de Kirchner cuando la presidenta argentina lo visitó en el Vaticano y le recomendó leerlo con una frase porteña: “Para que vaya pescando lo que piensan los obispos…”.

Lo que piensa la jerarquía católica al respecto no tiene signo positivo. La V Conferencia del Episcopado Latinoamericano encuentra “motivos de preocupación ante formas de gobierno autoritarias o sujetas a ciertas ideologías que se creían superadas, y que no corresponden con la visión cristiana del hombre y de la sociedad, como nos enseña la doctrina social de la Iglesia”. Además habla del riesgo del populismo y de la inflación y es crítica con el manejo de la información de los medios de comunicación mientras insta a los católicos a tener un rol activo como tales en la sociedad.

Anoche el vocero vaticano, Federico Lombardi, confirmó que, por cuestiones de meteorología, Francisco realizará el primer tramo del viaje de hoy en avión y no en un helicóptero, como estaba previsto. El avión llegará hasta el aeropuerto de San José de Campos, a unos 70 kilómetros de Aparecida, y desde ahí sí se trasladará en helicóptero hasta el santuario mariano, el centro de peregrinación católico más importante de Brasil, adonde espera llegar a las 10.

Francisco dará una misa ante 15.000 fieles que podrán estar en el interior de la Basílica de Aparecida, pero se espera que otros 250.000 lo escuchen y vean a través de pantallas gigantes que ayer ya estaban listas en la explanada. Banderas argentinas se mezclaban con las de Estados Unidos y Brasil en la espera. Un coro de 120 personas será parte de la ceremonia. Los hoteles no tenían habitaciones vacías en esta ciudad que se encuentra a 170 kilómetros de San Pablo.

Los católicos cuentan que fue ahí en octubre de 1717 –en el valle del río Paraíba– donde tres pescadores encontraron en las redes el cuerpo y la cabeza de una talla de la Virgen “Nossa Senhora da Conceição”, la virgen negra, la “Aparecida” como la llaman todos en Brasil. En 1930 la devoción hizo que la Virgen fuera proclamada Patrona del país y que en 1984 el Santuario fuera declarado “nacional”. Francisco no es el primer Papa que lo visita. Ya estuvieron Juan Pablo II en 1980 y Benedicto XVI en 2007 durante la Conferencia Episcopal Latinoamericana.

 

Fuente: Diario Clarín