Francisco: Si una persona es gay, ¿quién soy yo para criticarlo?

0
208

papa_229En el vuelo a Roma, el Papa cuestionó el «lobby gay» pero evitó juzgar a los homosexuales. Descartó una visita a la Argentina a corto plazo.

 

El papa Francisco condenó este lunes el llamado «lobby gay» del Vaticano durante una conferencia de prensa improvisada celebrada a bordo del avión que lo conducía de Brasil a Italia.

Recalcó que no pretende «juzgar» a los homosexuales.

«Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para criticarlo? El catecismo de la Iglesia católica lo explica de forma muy linda esto. Dice que no se deben marginar a estas personas por eso. Hay que integrarlas en la sociedad», declaró Francisco ante más de 70 periodistas.

«El problema no es tener esta tendencia. Debemos ser hermanos. El problema es hacer un lobby», sostuvo.

Canal especial

– Galería de Fotos, por Sergio Cejas

«Mi alegría es más grande que mi cansancio

Casi 3 millones de personas en el cierre, por Julián Cañas

El Papa le cierra las puertas al sacerdocio femenino

Sobre Argentina. Hablando en la parte trasera del avión de regreso de su histórica visita a Brasil, el Sumo Pontífice volvió a descartar una visita a la Argentina a corto plazo.

«Creo que se puede esperar un poco para ir a la Argentina», sostuvo Francisco, quien mencionó Jerusalén, Sri Lanka y Filipinas como posibles futuros destinos.

El sumo pontífice contestó las preguntas de 71 periodistas durante el vuelo de regreso a Roma y habló de todo: su viaje a la Argentina, gays, Vatileaks y corrupción.

Algunas de las preguntas publicadas por La Nación.

-¿Se asustó cuando vio el informe Vatileaks? -No. Les voy a contar una anécdota sobre el informe Vatileaks. Cuando fui a ver al papa Benedicto, después de rezar en la capilla nos reunimos en el estudio y había una caja grande y un sobre. Benedicto me dijo: ‘en esta caja grande están todas las declaraciones que han prestado los testigos. Y el resumen y las conclusiones finales están en este sobre’. Y aquí se dice ta, ta, ta. ¡Lo tenía todo en la cabeza! Pero no, no me asusté. Es un problema grande, pero no me he asustado.

-Cuando se reunió con argentinos, un poco en broma y un poco en serio dijo que a veces se siente enjaulado.

-¿Usted sabe la de veces que tuve ganas de pasear por las calles de Roma? Porque a mi me gusta andar por las calles, me gustaba tanto y en ese sentido me siento un poco enjaulado. Pero debo decir que los de la Gendarmería vaticana son buenos, son realmente buenos y yo les estoy agradecido. Ahora me dejan hacer algunas cuantas cosas más, pero es su deber garantizar la seguridad. Enjaulado en ese sentido, de que a mí me gusta andar por la calle, pero entiendo que no es posible, lo entiendo. Lo dije en ese sentido. Porque, como decimos en Buenos Aires, yo era un sacerdote callejero.

-¿Qué piensa de ordenación de las mujeres?

-En cuanto a la ordenación de las mujeres la Iglesia ha hablado y dice no. Lo ha dicho Juan Pablo II, pero con una formulación definitiva. Esa puerta está cerrada. Pero sobre esto quiero decirles algo: la Virgen María era más importante que los apóstoles y que los obispos y que los diáconos y los sacerdotes. La mujer en la Iglesia es más importante que los obispos y que los curas. ¿Cómo? Esto es lo que debemos tratar de explicitar mejor a través de una profundización de la Teología de la mujer.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior