Ganancias se lleva más del 50% del aguinaldo

0
201

Quienes hoy están alcanzados por el impuesto tributarán más que la suba de sus ingresos. Es por la falta de actualización del mínimo y por la inflación.

6-cristina-fernandez

Por Paula Martínez

El pedido que la mayoría de los gremios quiere hacer al Gobierno para que se exceptúe el pago del medio aguinaldo del cálculo del Impuesto a las Ganancias no luce descabellado.

Todo lo contrario, tiene su fundamento, ya que quien cobra el sueldo anual complementario (SAC) en diciembre puede sufrir una retención superior a la mitad de ese monto, destinada al pago del gravamen.

Como recordó la presidenta Cristina Fernández el martes, alrededor de un millón de trabajadores tributan el impuesto a la renta (un 10 por ciento). Luego de los cambios del año pasado, la cantidad no varía; quienes quedaron exentos en 2013 siguen estándolo.

Pero para quienes sí tributan, la presión es cada vez mayor y subirá en forma exponencial cuando cobren el aguinaldo.

Esto se puede ver en los ejemplos adjuntos, que toman como referencia los niveles salariales más bajos de salarios que están alcanzados (ver El peso de…). El primer caso es un trabajador que ganaba un sueldo neto de 14 mil pesos en enero y, luego de dos aumentos del 15 por ciento cada uno (menor a la inflación prevista), ahora gana 18.515 pesos por mes. Si este empleado no tiene ninguna carga de familia (es soltero o no puede computar a su cónyuge porque tiene ingresos), su nivel de tributación pasó de 920 pesos en enero a 2.218 en noviembre. Pero al cobrar el aguinaldo el salto se multiplica: en diciembre tributará 5.088 pesos, el 55 por ciento del SAC. Cobrará 9.257 pesos más, pero tendrá un aumento de 2.870 pesos en Ganancias.

En el caso de ese mismo trabajador con cónyuge y dos hijos, en enero lo que tributaba era mínimo: 171,67 pesos. Tras los dos aumentos de sueldo, en noviembre pagó 1.164 pesos de Ganancias y en diciembre, tributará 3.459 pesos. En este caso, es un porcentaje menor del aguinaldo, pero la carga tributaria se multiplica por más de 10 veces.

En el caso de sueldos más altos, el pago de Ganancias el mes próximo puede insumir mucho más de la mitad del aguinaldo (en el ejemplo de un salario inicial de 17 mil pesos para un soltero, es del 67 por ciento). Dejar fuera del impuesto al aguinaldo no resolvería el efecto de la inflación, pero podría mitigarlo.

Los que no pagan

Quienes ganaban menos de $ 15.000 bruto entre enero y agosto de 2013 están exentos del pago del Impuesto a las Ganancias.

Carga creciente

Impuestos recargados. Aun con una suba salarial menor que la inflación (32,25% en los ejemplos), el peso de Ganancias sube en forma importante. Quien menos tributaba (caso 2) tiene una suba nominal del impuesto del 57,8% entre enero y noviembre. En el mejor de los casos, se duplica.

Alícuotas máximas. Es muy raro que un trabajador pague la alícuota mínima del 9%. Con un sueldo bajo (caso 2) en enero, la tasa ya es del 14%. En el caso 3, con el aguinaldo llega al máximo de 35%.

DOCUMENTOS PARA DESCARGAR