Hay 68 heridos por los festejos de Año Nuevo

0
226

El Instituto del Quemado recibió 25 personas durante la madrugada con distintas lastimaduras por fuegos artificiales. El Hospital Santa Lucía atendió 21 casos y el hospital oftalmológico Pedro Lagleyze tuvo otros 22

0010514609

Pasadas las 9 de la mañana, se registraron en la Ciudad de Buenos Aires 68 heridos por los festejos de Año Nuevo. El saldo, que se prevé habrá de crecer con el correr de las horas, es producto de las 25 personas que fueron atendidas en el Instituto del Quemado, las 21 que fueron recibidas en el Hospital Santa Lucía y los otros 22 pacientes que fueron revisados en el hospital oftalmológico Pedro Lagleyze

 

.Apenas pasadas las 8 de la mañana, la doctora Miriam Miño informó que hasta ese momento eran 16 los niños y 9 los adultos que habían sido atendidos en la clínica como producto de distintos accidentes por el uso y acopio de pirotecnia tanto legal como ilegal.

A los 24 heridos por pirotecnia se sumó el de una mujer que, si bien no fue herida por un cohete, sí fue lastimada como consecuencia de su utilización: su perro se asustó por un petardo, le saltó encima y le mordió los labios, causándole heridas de importancia.

El parte médico desde el Instituto del Quemado

 

Hasta el momento, el caso de mayor gravedad que el hospital debió atender fue el de un hombre que sufrió la pérdida de un dedo por la explosión de un petardo. “Es una lesión local que para él es severa. Pero, por cómo nos cuenta que explotó, salió bastante bien porque fue sólo una falange”, puntualizó la especialista del instituto que se ubica en el barrio porteño de Caballito.

 

Como cada año, el Instituto del Quemado volvió a recomendar que no se utilice ningún tipo de pirotecnia durante los festejos para evitar la posibilidad de heridas. Aún así, la doctora Miño reconoció que existe una gran diferencia entre los fuegos artificiales legales e ilegales. “Esta vez tenemos el caso de dos niños que tenían en el bolsillo la pirotécnica e implosionó sola. Uno sabe por eso que son ilegales. No les dañó los genitales, pero sí la ingle”, puntualizó.

Por último, la especialista aclaró que el número de personas heridas puede crecer con el correr de las horasdebido a que muchas veces aquellos que tienen heridas leves se presentan en horas del día. “Hoy vienen los rezagados, los que fueron a obras sociales y los que no quedaron conformes con el primer diagnóstico que recibieron”, concluyó.

El parte médico desde el Hospital Santa Lucía

 

Por su parte, desde el Hospital Santa Lucía, la doctora Nancy Sichetti informó que pasadas las 9 de la mañana habían atendido a 21 personas con heridas de distinta gravedad. De ellas, cuatro habían quedado internadas. Tres de ellas eran menores de edad.

“La mayoría de los casos que recibimos fueron por la pirotecnia, pero tenemos un caso en particular de un chico al que un perro se puso nervioso por los cohetes y le mordió un ojo”, puntualizó la médica, en diálogo con el Canal 26.

 

Al igual que la doctora Miño, Sichetti estimó que con el correr de las horas se producirá un incremento en el número de pacientes que serán atendidos debido a que distintos “partidos, provincias y hasta países limítrofes” les derivan los casos de mayor complejidad.

En tanto, otras 22 personas fueron asistidas en el hospital oftalmológico Pedro Lagleyze, del barrio porteño de Paternal, con heridas de pirotecnia y “corchazos” durante los festejos de Año Nuevo. El jefe de guardia de ese centro de salud,Marcelo Oliveri, informó que del total de afectados, 17 son adultos y cinco niños, y agregó que “20 sufrieron heridas por pirotecnia y dos por corchazos”.

El médico detalló además que de los 22 heridos “cinco casos son graves, dos de los cuales son casos quirúrgicos con pronóstico reservado, uno de ellos de 15 años y otro, de 18 años, con estallido del globo ocular”.