Hong Kong amenaza a los manifestantes para que terminen la protesta

0
199
Policías cargan con contenedores de gas lacrimógeno durante un enfrentamiento con manifestantes en los alrededores de las oficinas del gobierno en Hong Kong, China.
Policías cargan con contenedores de gas lacrimógeno durante un enfrentamiento con manifestantes en los alrededores de las oficinas del gobierno en Hong Kong, China.
Policías cargan con contenedores de gas lacrimógeno durante un enfrentamiento con manifestantes en los alrededores de las oficinas del gobierno en Hong Kong, China.

Esta noche vence el ultimátum establecido por los líderes estudiantiles para que renuncie el gobernador de esta ex colonia británica. Si no lo hace, advirtieron que ocuparán edificios públicos. La Policía los amenazó con “graves consecuencias”.

 

La policía de Hong Kong advirtió de graves consecuencias si los manifestantes, que reclaman una mayor apertura democrática, intentaban ocupar o rodear edificios del gobierno, como amenazaron hacer si el gobernador local no presenta su renuncia antes de la medianoche de hoy.

Mientras se acerca la fecha límite establecida por los líderes estudiantiles de las protestas para la renuncia del jefe Ejecutivo del enclave, Leung Chun-ying, que cuenta con el respaldo de Beijing, siguen en aumento las tensiones.

FOTOGALERÍA en HD

Los manifestantes intentaron bloquear la entrada a la principal sede del gobierno desde el miércoles por la noche, provocando un tenso enfrentamiento que llevó a la policía a formar un cordón humano por fuera de las puertas del complejo.

“Esta acción impedirá a los funcionarios llevar a cabo sus tareas, lo que podría provocar graves consecuencias”, dijo a periodistas el portavoz de la Policía de Hong Kong, Steve Hui. “Esto también permitirá a los delincuentes aprovecharse de la situación y el orden público podría verse debilitado“.

Las protestas callejeras de una semana de duración en las que participan miles de personas presionando para elecciones más libres en Hong Kong son el mayor desafío a la autoridad de Beijing desde que China tomó el control de la ex colonia británica en 1997.

A última hora de la tarde de hoy (hora local), cientos de manifestantes jóvenes se reunieron ante el acceso a la sede del gobierno repartiéndose a ambos lados del inmenso edificio y al otro lado de la calle. Muchosllevaban máscaras antigás, anteojos y paraguas, lo que los protegería en caso de que la policía vuelva a utilizar gas lacrimógeno o pimienta para dispersarlos.

Las protestas comenzaron a mediados del mes pasado y se intensificaron a partir del domingo, provocando la mayor crisis política desde que Hong Kong dejó de ser colonia británica. Beijing prometió conservar la autonomía política y económica de la región, pero hace un mes aprobó una reforma política donde estipula que en las elecciones de 2017, las primeras democráticas en la región, sólo podrán presentarse los dos o tres candidatos que determine previamente el gobierno de China. Esto provocó una ola de indignación en el pueblo de Hong Kong, que salió a las calles a protestar bajo el liderazgo de la agrupación estudiantil universitaria Scholarism y el movimiento pro-democracia Occupy Central.

Ante el temor político de que las manifestaciones sigan generando adhesiones, las autoridades chinas endurecieron su posición. Al menos 20 activistas fueron detenidos en varias ciudades y otros 60 fueron interrogados o amenazados, según denunció la organización Amnistía Internacional.

 

Fuente: Diario Clarín