Iba a perder su casa en un remate, pero un desconocido la compró y se la devolvió

0
73

0003666678La mujer denunció que fue estafada y que le rematarían la casa. Un comprador la adquirió en la subasta y luego se la devolvió.

 

Una mujer iba a perder su casa en la ciudad de Bahía Blanca en un remate, pero la vivienda fue comprada por un desconocido que en un gesto solidario decidió devolvérsela.

Silvina Corzo aseguró a medios locales que fue estafada con la escritura, por lo que el Banco de la Pampa, tenedor de la hipoteca, fijó la fecha de remate de la propiedad, ubicada en Enrique Julio 1647.

Ayer, Corzo seguía desolada las instancias del remate y creyó que ya todo estaba perdido cuando Claudio Del Valle, de la localidad bonaerense de Puán, adquirió el inmueble por $71.000.

Pero unos segundos después, Del Valle se acercó a la mujer y le dijo: “Quédese tranquila, yo compré esta casa para ustedes”, relató un testigo.

Alegría

“Es un enviado de Dios. Nadie hace algo así hoy en día. Le voy a estar agradecida de por vida”, contó emocionada la mujer a quien acompañaba su madre, que se descompensó durante la subasta.

Del Valle “me dijo que nos quedemos tranquilos, que podemos ir devolviéndole la plata de a poco, como podamos. Antes de irse a su ciudad, vino a mi casa a tomar mates y ver cómo estaba mi mamá, que se descompuso en el Colegio de Martilleros por la situación”, mencionó la mujer.

Accidente

Silvina salvó su vida de milagro el pasado 2 de julio, cuando un tren la embistió y le rompió ocho costillas y le perforó un pulmón.

El barrio 1º de Mayo, donde vive Corzo con sus hijos de 8 y 13 años, se vio hoy convulsionado por la noticia.

“Estamos todos muy contentos, Silvina no merecía que le quitaran su casa, hizo todas las presentaciones posibles ante el banco para evitar el remate, pero no le dieron lugar”, dijo hoy a Télam María, quien dijo ser su vecina y amiga desde hace muchos años.

Para María, “realmente, a este señor Claudio lo mandó Dios”.

“No sé qué pensar, estas cosas no ocurren a diario; nosotros los vecinos todavía no lo podemos creer, Silvina venía peleando en dos frentes, por su salud y con el banco”, detalló.

Silvina “está sola con sus hijos y todos los días sale a trabajar en una casa de familia para mantenerlos”, relató María, conmovida aún por el inesperado final feliz ante el drama que amenazaba el hogar de su amiga.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior