Incidentes tras cruce entre la Policía y empleados del Borda

0
120

600x0_65726526/04/2013 | 13:26 Varios trabajadores sufrieron heridas al ser reprimidos. Denunciaron que varios de ellos fueron detenidos. Una diputada fue golpeada y reporteros agredidos, uno recibió un balazo en el ojo.

 

 

 

 

Un grupo de trabajadores del Hospital Borda se enfrentaba hoy con la Policía Metropolitana, que intentaba ingresar en el predio del barrio porteño de Barracas para garantizar el avance de una obra.

Este mediodía el personal policial tiraba balas de goma al personal médico y enfermeros, gas lacrimógeno y gas pimienta, aunque previamente se aguardaba el retiro del personal de la fuerza.

El titular de la Asociación de Profesionales del Hospital Borda, Gabriel Cabia, denunció hoy que dos trabajadores fueron detenidos por personal de la Policía Metropolitana, donde realizó un fuerte operativo que permitió la destrucción del Taller Protegido 19.

Los detenidos son “el doctor Puerta y un integrante del taller protegido 19, Horacio Masvic”, informó Cabia, quien pidió “que la Metropolitana se retire del lugar porque además de trabajadores hay pacientes”.

Golpearon a una legisladora
La diputada porteña María Rachid denunció hoy que fue “golpeada” por personal de la Policía Metropolitana, al ingresar al Hospital Borda, donde el accionar policial permitió el derrumbe del Taller Protegido 19.

“Ingresé al lugar y cuando pregunté quién está a cargo del operativo, la policía me empujó y me golpeó”, dijo Rachid asombrada por la situación en ese centro de salud del barrio porteño de Barracas.

Reportero baleado
El fotógrafo de Clarín José “Pepe” Mateos fue herido esta mañana mientras cubría los incidentes.

Además, otro trabajador de prensa, el camarógrafo de C5N, Mario Otero recibió otros cuatro impactos y debió ser atendido.

Se pudo constatar en el lugar cómo Mateos fue alcanzado por una bala de goma mientras intentaba acercarse al vallado que protege la obra dispuesta por el gobierno porteño.

Minutos más tarde, además, el trabajador de prensa fue alcanzado por miembros de la Metropolitana, que lo tomaron por el pelo, lo arrastraron, lo esposaron y se lo llevaron en calidad de detenido.

Se trata de quien en diciembre de 2001, fotografió el crimen de Maximiliano Kosteki.