Investigado por corrupción, el Gobierno incrementa la presión contra la prensa

0
211

politica-7-a-En un clima de tensión tras la difusión de pruebas del enriquecimiento de funcionarios y de la existencia de una bóveda de caudales en la vivienda de los Kirchner, la Casa Rosada mantuvo vigente la amenaza de intervención al Grupo Clarín y la expropiación de Papel Prensa.

 

Buenos Aires. Tras la difusión de datos que permitieron constatar el enriquecimiento de funcionarios, el gobierno de Cristina Kirchner reaccionó ayer descalificando a los periodistas que investigaron esas informaciones.

El secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli, embistió contra los “alcahuetes mediáticos” que procuran “generar un clima de terror” y contra los “intereses corporativos, extorsivos, delictivos” que “desprecian” al expresidente Néstor Kirchner.

Mientras tanto, desde la Casa Rosada, nuevamente trascendieron las versiones sobre la amenaza de intervención estatal en el Grupo Clarín y el avance inminente del oficialismo para expropiar Papel Prensa, la empresa que provee el papel a los diarios en el país.

Ocurrió un día después de que el programa Periodismo Para Todos (PPT) profundizó la investigación sobre el presunto enriquecimiento del matrimonio Kirchner y entrevistó a un arquitecto, quien admitió que diseñó un espacio en el que podría haberse instalado una bóveda en la residencia de El Calafate.

En una reunión con intendentes correntinos, en Casa de Gobierno, Parrilli sentenció que “a diez años del inicio de este proceso virtuoso, ni el mejor guionista de una película de ciencia ficción podía imaginar lo que iba a ser la Argentina diez años después, y a este proceso lo inició, un 25 de mayo de 2003, Néstor Kirchner”.

“Está todo mal para los intereses corporativos, extorsivos, delictivos, como son ellos, sin duda, pero para la inmensa mayoría de los argentinos, hoy vivimos una realidad que ni ellos mismos creían que íbamos a hacer”, sentenció.

Las versiones de una intervención estatal al Grupo Clarín aludieron nuevamente ayer a una resolución de la Comisión Nacional de Valores (CNV), que preside Alejandro Vanoli.

Los trascendidos mencionaron la supuesta decisión de la CNV de intervenir Clarín por 180 días, haciendo uso de las facultades que le confiere la reciente reforma de la legislación que regula el mercado de capitales. En ese lapso, el gobierno kirchnerista podría transitar sin la difusión de denuncias de corrupción el período que resta hasta las elecciones, en las que se juega su futuro político y la posibilidad de la autosucesión presidencial.

El segundo de Parrilli en la Secretaría General de la Presidencia, el exfuncionario delarruista Gustavo López, fue consultado sobre una eventual intervención. Fue la única voz oficialista que aludió al tema: “Por lo menos, que yo sepa, no”, fue su respuesta en una entrevista concedida a Radio 10 que dejó más dudas que certezas.

Atajo, hasta octubre

El Gobierno intentaría intervenir Clarín usando como atajo la nueva ley del mercado de capitales, que faculta a la Comisión Nacional de Valores a tomar esa medida por 180 días.

Contrastes

Elisa Carrió (Diputada Nacional Coalición Cívica). Advirtió a la Comisión Nacional de Valores que debe abstenerse de avanzar en una intervención a Clarín.

Gustavo López (Subsecretario General de la Presidencia). “Que yo sepa, no”, respondió a Radio 10 en una entrevista, sobre la posibilidad de una intervención al multimedio.

Patricia Bullrich (Diputada Nacional). Repudió la expropiación de Papel Prensa: “Estamos en la etapa más agresiva del Gobierno contra la prensa independiente”.

Oscar Parrilli (Secretario General de la Presidencia). Salió a cruzar las denuncias de corrupción contra el Gobierno. Dijo que responden a intereses corporativos.

 

Fuente: Diario La Voz del Interior