Israel planea la mayor apropiación de tierras en Cisjordania en 30 años

0
257
El lugar. Mujeres israelíes caminan por una de las calles del asentamiento de Gvaot, entre Belén y Hebrón.
El lugar. Mujeres israelíes caminan por una de las calles del asentamiento de Gvaot, entre Belén y Hebrón.
El lugar. Mujeres israelíes caminan por una de las calles del asentamiento de Gvaot, entre Belén y Hebrón.

Son 400 hectáreas al sur de Jerusalén ya ocupadas por una colonia. Hubo críticas israelíes y entre los palestinos.

 

A menos de una semana de acordar con los palestinos un cese de fuego en la devastada Franja de Gaza, el gobierno israelí anunció ayer la mayor apropiación de tierras ocupadas en Cisjordania en 30 años paraagrandar un bloque de colonias al sur de Jerusalén donde viven unas 70.000 personas pese a ser considerado ilegal por la ONU y la comunidad internacional.

Según explicó el diario local Ynet, la medida se tomó luego que el Ejército israelí, que funciona como autoridad ocupante en Cisjordania, determinara que no existen reclamos palestinos para esos cuatro kilométros cuadrados de territorio, ubicados entre las ciudad de Belén y Hebrón, dentro de lo que la ONU y la mayoría de los países del mundo reconocen como parte del futuro Estado palestino. Radio Israel, en cambio, informó que la decisión de declarar esas tierras como tierras fiscales fue una represalia por el asesinato de tres jóvenes estudiantes religiosos judíos cerca de esa misma región en junio pasado. Este crimen fue el preludio a la ofensiva contra Gaza, que dejó más de 2.140 muertos y unos 11.000 heridos.

El anuncio de la apropiación planeada desató críticas en Israel y en las autoridades palestinas. La declaración de expropiación demandará al menos 45 días pero no se descarta que se presente un recurso en contra.

Según las leyes israelíes, el gobierno del premier Benjamín Netanyahu debe esperar 45 días para permitir posibles reclamos antes de asumir formalmente el control de esas tierras. Pero lo cierto es que esas tierras ocupadas hace tiempo que están en manos israelíes. Los cuatro kilómetros cuadrados pertenecen a Gvaot, una colonia que se creó como un asentamiento no reconocido por Tel Aviv pero, como suele suceder con el avance de la ocupación en Cisjordania, rápidamente fue aceptado de hecho y se convirtió en un suburbio de una de las colonias ya establecidas. Tras la apropiación y la declaración de tierras fiscales anunciadas ayer, Gvaot pasará a tener status legal para el Estado israelí que de esta manera, y pese a los reclamos de la comunidad internacional, sigue impulsando su política colonialista sobre los territorios palestinos.

“Este es un mensaje para los palestinos de que Israel negocia con (el movimiento islamista) Hamas y al mismo tiempo destruye las opciones para lograr un verdadero acuerdo con los moderados”, denunció el director de la organización israelí Paz Ahora, Yariv Oppenheimer. Según destacó, Israel no había anunciado una apropiación de tierras ocupadas tan importante desde los años 80.

“Es una puñalada en la espalda de (presidente palestino, Mahmud) Abbas”, agregó Oppenheimer.

Críticas surgieron también de parte de la jefa de negociaciones israelíes y ministra de Justicia, Tzipi Livni, quien calificó de “medida imprevista” al anuncio y admitió impotencia frente al deseo de las fuerzas armadas de su país en Cisjordania. Israel, para Livni, tiene una deuda de reconocimiento hacia el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, “que en las semanas pasadas evitó una intifada” en Cisjordania. “Necesitamos de los palestinos moderados. La decisión última no ayuda”, declaró Livni a la radio militar.

En tanto, Yigal Dilmoni, subdirector del Consejo de Yesha, el órgano que nuclea a los líderes de las colonias israelíes, defendió la decisión del gobierno y sostuvo que medidas como ésta “son la respuesta sionista apropiada a los ataques terroristas en Israel”.

Alrededor de medio millón de colonos israelíes viven hoy entre 2,7 millones de palestinos en los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén este no reconocidos internacionalmente.

 

Fuente: Diario Clarín