Kicillof ofreció bajar el impuesto a los autos si no hay despidos

0
153

Quiere-Kicillof-automotrices-informacion-empresasMECON_CLAIMA20140517_0053_27 (1)

El ministro de Economía le dijo a los empresarios que “necesitamos de su compromiso”.

 

El Gobierno ofreció a las terminales automotrices bajar el impuesto sobre los autos de alta gama a través de la suba del tope que determina a los autos alcanzados por este gravamen. A cambio de ello, las firmas deben comprometerse a no despedir personal. Ese fue el nudo de la reunión que ayer mantuvieron los ministros Axel Kicillof y Débora Giorgi con los presidentes de las varias de las terminales, los funcionarios obtuvieron la promesa, de palabra, que no habrá por el momento despidos.

La reunión fue convocada en menos de 24 horas, luego de que General Motors anunciara la suspensión del personal de su planta de General Alvear. La excusa de la convocatoria fue la preparación para la próxima reunión bilateral con Brasil, prevista para el 27 y 28 de este mes. Pero a poco de iniciadas las conversaciones, quedó en claro que el motivo de fondo de la convocatoria no pasaba por las discusiones sobre el postergado acuerdo automotor con el país vecino.

Kicillof tiene un plan hace más de un mes para instrumentar la suba del tope que determina cuales son los autos alcanzados por el gravamen. De ese modo, solo los autos más caros serían alcanzados por el impuesto. El gravamen actual, en los hechos paralizó por completo las ventas de todos los autos de alta gama. “Pueden seguir adelante con las suspensiones, los retiros voluntarios y las jubilaciones anticipadas. Pero necesitamos de su compromiso de que no habrá despidos”, dijo uno de los funcionarios.

Uno de los ejecutivos, según relataron a este diario fuentes que participaron de la reunión, intentó eludir la cuestión. “Ministro, ninguno de nosotros hemos despedido gente, lo que hay son suspensiones. De modo que mal podríamos comprometernos a no hacer lo que no hemos hecho”. Giorgi insistió en que el límite del ajuste laboral debía ser el de las suspensiones. “Por supuesto, estamos frente a una situación transitoria”, salió del paso otro de los ejecutivos.

De la reunión participaron los presidentes de las terminales que producen autos y pick ups: Enrique Alemañy (Ford), Cristiano Rattazzi (Fiat), Isela Costantini (General Motors), Luis Ureta Sáenz Peña (Peugeot-Citroen), Thierry Koskas (Renault), Daniel Herrero (Toyota), Josef-Fidelis Senn (Volkswagen) e Hideki Kamiyama (Honda). No estuvieron, como en otras ocasiones, los titulares de las fabricantes de vehículos pesados ni los directivos de la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA), entidad que agrupa a todas las terminales. Mercedes Benz, una de las productoras de camiones, está convocada para este miércoles, pero en su rol de importadora de autos de lujo, junto con otras marcas de alta gama.

Kicillof, además, les reclamó como parte de la propuesta que cada empresa debe remitir a Economía un informe detallado sobre el intercambio de vehículos con su par brasileña, así como otro informe con la estructura de costos de cada terminal. El ministro agregó que los informes que había recibido contenían escasa información y no alcanzaba para justificar la suba de los precios de autos y pick ups, que en promedio superan el 30% desde principios de año. Y amenazó que si no cuenta con información detallada, el Gobierno poco podrá hacer para “destrabar” la situación con Brasil.

Un dato que resaltaron varios de los asistentes, reflejado en el comunicado del ministerio de Industria, fue la situación claramente disímil de cada una de las empresas. Mientras Peugeot-Citroen está afectada por la caída de las ventas en el mercado interno, la decisión de suspender personal de General Motors obedece a la caída de sus exportaciones a Brasil, mientras que Volkswagen estaría afectada principalmente por la duplicación de la producción del modelo Suran en Brasil (lo cual reduce sus posibilidades de exportación) y Renault por la caída de sus exportaciones del Clío al Brasil. Ford, Toyota e incluso Fiat no acusaron, hasta el momento, caídas pronunciadas en la producción. Quedaron en volver a reunirse la semana próxima en Economía.

 

Fuente: Diario Clarìn