La continuidad del default agrava la escasez de dólares y empeora la caída del PBI

0
142

0010748819

Para los especialistas, la baja del nivel de actividad que actualmente atraviesa la economía es superior a la que proyectaban hace sólo algunos meses atrás. La cesación de pago de la deuda suma incertidumbre.

 

Entre los economistas no alineados con el kirchnerismo hay un consenso claro: las perspectivas en materia económica no son alentadoras y sólo se espera una mejora una vez que se resuelva el conflicto con los holdouts. Para el corto plazo, los más “optimistas” estiman una caída del PBI que ronda el 1,6 por ciento.

“El efecto del default se refleja en la escasez de dólares en momentos de caída del saldo comercial, y en la asfixia que esto genera en la economía real vía restricción de importaciones y caída de la demanda por aumento de las expectativas de depreciación. Así se configura un escenario para 2014 de menor actividad y empleo, y presión cambiaria y pérdida de reservas””, evaluaron los analistas de la Consultora Elypsis.
Visto en números, el economista en jefe de Elypsis, Luciano Cohan, calculó que el PBI se contraerá 2,2% este año cuando hace apenas unos meses preveía una baja del 1,5%. La revisión obedece a que en la consultora estiman que en el segundo semestre, ante las dificultades para poder encontrar una salida en el litigio con los acreedores de bonos en default, la economía caerá 2,4%, lo que dejará un arrastre para 2015 que llevará a que el PBI retroceda entre 2% y 2,5%, publica el diario El Cronista.
Más desalentador es el escenario trazado por M&S Consultores. La entidad que dirige Carlos Melconian espera que la actividad se retrotraiga “un 3% o un poco más para fines de diciembre. En agosto, la consultora Econviews, que lidera Miguel Kiguel, modificó sus proyecciones y ahora espera una caída de la economía en torno a 2% para este año. En 2015, si se llega a un acuerdo en el primer cuatrimestre con los holdouts, la entidad cree que la economía podría recuperarse en la segunda mitad del año y cerrar un 2015 con una mínima alza de 0,5%.
En el Estudio Broda y Asociados, hasta mediados de año calculaban una caída del PBI real de entre 1% y 1,4%, pero tras el default, y sin arreglo con los holdouts a la vista, ahora estiman que la actividad se retrotraerá al menos un 1,6%. La misma cifra maneja por estos días la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), cuando hace unos meses preveía una baja de 1,3%.
“”Esperábamos un segundo semestre malo pero está viniendo peor de lo esperado. El año está jugado con dos trimestres adentro y el tercero ya definido pero para el cuarto trimestre se espera una contracción más severa”, analizó al matutino porteño Juan Luis Bour, el director de FIEL, y agregó que el próximo año “es la gran incógnita”.
Por otro lado, en el IERAL de la Fundación Mediterránea consideran que el año cerrará con una baja de entre 2% y 2,5% cuando antes del default preveían una contracción de entre 1% y 1,5% por ciento.
Fuente: Infobae.com