La fe por la Virgen movió a 2,5 millones de peregrinos

0
123

La procesión de ayer a Luján fue un récord en convocatoria. No hubo referencias a la realidad del país en la homilía de Poli.

Lujan-

Por Agencia DyN

Luján. Una multitud de casi dos millones y medio de personas motivadas por la renovación espiritual del papa Francisco participó este fin de semana de la peregrinación juvenil a pie a Luján, donde el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, advirtió que “la fe no se negocia, ni se claudica a ella”.

Fuentes policiales y eclesiásticas calcularon ayer que “casi 2,5 millones de personas” participaron de esta primera peregrinación desde la elección pontificia de Jorge Bergoglio.

Además, destacaron que la cifra fue un “récord histórico” para esta expresión de fe popular, que este año llevó por lema “Madre, cuida la fe de tu pueblo que camina”.

Ante los peregrinos que escucharon la misa central, pese al cansancio de caminar 65 kilómetros, monseñor Poli pidió dejarse “cuidar” por la Virgen en el camino de la vida cotidiana, al destacar que “hay un antes y un después” de peregrinar a Luján.

Sin referencias

En una homilía sin referencias a la realidad del país e inminentemente religiosa, el prelado afirmó que “la fe nos hace descubrir el amor de Dios y viene de la mano de la esperanza”.

“La fe es contagiosa, no es una enfermedad, pero contagia”, subrayó y llamó “a aprender a mirar lo cotidiano con los ojos de Jesús”.

Poli sostuvo que “la fe no se negocia ni se claudica a ella”, y recordó que “si alguien quiere separarnos del amor de la Madre, hay una respuesta cortita y al pie, como nos enseñó ese negro sacristán humilde: ‘Soy de la Virgen nomás’”, en alusión a Manuel, quien encontró la imagen de la Virgen.

“También los saludo, para que no lo extrañes, con el saludo del papa Francisco: ‘Que a todos la Virgen los cuide mucho’”, concluyó en medio de aplausos.

Pese a que muchos esperaban un mensaje grabado del Papa, este finalmente no llegó. Pero el obispo auxiliar, monseñor Eduardo García, aseguró que “Francisco estuvo unido a nosotros desde la oración”.

“No me extraña que no haya mandado nada, ya que hoy la protagonista es la Virgen”, justificó.

En la Web

La novedad este año fueron las redes sociales Twitter y Facebook, por lo que los jóvenes apelaban a sus teléfonos celulares inteligentes para contar sus experiencias en el camino o informar a sus familiares en qué lugar de la ruta estaban.

Un tuit del Papa dedicado el sábado último a la juventud del mundo, fue adoptado como propio por los peregrinos. “Queridos jóvenes, ustedes tienen muchos proyectos y sueños para el futuro. ¿Ponen a Cristo en el centro de sus proyectos y de sus sueños?”.

A las 6.52, llegó a la plaza Belgrano, frente a la basílica, el grupo con la “imagen cabecera” de la Virgen que salió el sábado al mediodía del santuario de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers.

Los peregrinos fueron recibidos en la intersección de las rutas nacionales 5 y 7, en la zona del “Puente del Escudo”, por la imagen de la Virgen de Luján que el Papa bendijo a fines de julio pasado en Brasil, durante la Jornada Mundial de la Juventud.

Entre la multitud pudo verse a grupos guiados por los “curas villeros” Gustavo Carrara y José María “Pepe” Di Paola, a quienes Bergoglio supo acompañar en la pastoral en asentamientos urbanos y epicentro de la “Iglesia pobre y para los pobres” que proclama hoy el pontífice.

La peregrinación se enmarcó, además, en el “itinerario bautismal” de la arquidiócesis de Buenos Aires, por lo que se ofreció el bautismo a los peregrinos que lo pidieron.